Ion Tiriac: "Para mí, el reparto equitativo de dinero en el tenis no es justo"

Polémicas declaraciones del rumano, en las que afirma que el tenis femenino está siendo financiado con el dinero del masculino.

Ion Tiriac es de esos personajes de tenis que siempre que habla deja varios titulares ya que no se corta un pelo a la hora de decir lo que piensa. En una entrevista para Le Monde, el rumano de 78 años habla un poco sobre su figura y aborda temas un tanto delicados como el del reparto equitativo de dinero en el tenis entre hombres y mujeres.

El rumano comienza hablando de varios de los palcos que posee en la Philippe Chatrier. "Tengo uno en primera fila en la parte norte y otro justo arriba de la entrada de los jugadores en pista. Los compré en la década de los 70. Tan sólo un año no pagué mi palco, ya que me peleé con el presidente Chatrier a principios de los 80 porque me pareció caro el precio que me pedía", recuerda. Suena a broma que alguien como él piense que algo es caro. La periodista le pregunta cuánto paga por sus palcos. "Tengo los medios para pagarlos pero no soy yo quien administra esos pagos. Ni siquiera sé lo que me cuestan. La mayoría de las veces está vacío, así, de esa forma, si un socio, un colega, un político amigo mío o quien sea quiere venir, puede ocupar los asientos", responde.

[getty:534092438]

Tiriac confiesa que cuando ve tenis, se fija mucha en la técnica, más allá del espectáculo. "Tengo muchos años de experiencia. Las tres cuartas partes del tiempo miro más la técnica y la posición de los jugadores que otra cosa. Incluso antes de que el jugador golpee la pelota, yo ya sé si va a ser buena o mala", asegura el rumano, que se define a sí mismo como un jugador de tenis "que no jugaba mal". "Como entrenador soy muy arrogante. Éste es probablemente el único talento que he tenido en mi vida, aunque no soy malo en los negocios", habla sobre él.

Ion cuenta sus mejores recuerdos en Roland Garros como espectador. "Me encanta la contraposición de estilos. Uno de los mejores partidos que vi aquí fue la semifinal de 2011 entre Djokovic y Federer", reconoce el rumano, que cree que el tenis como deporte no ha evolucionado a lo largo de las décadas. "Existen muchos organismos. La ATP, la WTA, la ITF, el comité de los Grand Slams... todas, como entidades separadas, hacen que el cambio sea complicado. En 30 años, el tenis ha cambiado muy poco. Excepto por el tiebreak y el ojo de Halcón, aunque encuentro ridículo que no lo implementen en tierra. A Halep, en la final de 2014 ante Sharapova, le robaron una pelota en el tercer set. Si hubiera habido Hawk Eye, habría ganado el torneo", declara.

[getty:494615777]

El ex-jugador señala qué otros cambios introduciría en el tenis actual. "El tamaño de las pelotas debería cambiar. Deben ser como el 10 o el 15% más grandes para que el juego sea más lento y el talento de cada jugador se pueda desarrollar de mejor forma", opina. "Creo que se debería cambiar también la ventaja en los iguales y permitiría sólo un saque. El tiempo real de un partido es del 32%. El resto del tiempo, estamos esperando. Quizá deberíamos poner un cronómetro también, como en el Baloncesto", agrega.

Aún se recuerda su intento fallido de cambiar la tierra batida de color, por el azul. "No existe una ley que establezca que la arcilla deba ser roja. Sin embargo, la ATP lo prohibió porque tres jugadores (en referencia a Nadal, Federer y Djokovic) se quejaron. Sin embargo, hasta 110 canales de tv me dijeron que la pelota se veía mejor en la arcilla azul", explica.

[getty:525754838]

Es en este momento donde la entrevista toca un tema delicado: el reparto equitativo de dinero. "No debemos confundir el negocio de los derechos humanos con el tenis. Esto es un negocio", postula. "Si el tenis femenino generara más que el masculino, se merecerían ganar más. Pero como éste no es el caso, entiendo a aquellos jugadores que dicen que están cansados de financiar el tenis femenino con su dinero", continúa diciendo. "Algunos me vienen a ver y me preguntan que hasta cuándo se financiará con su dinero al tenis femenino. Muy pocos lo dicen públicamente, pero la mayoría piensa igual. Para mí, el reparto equitativo de dinero no es justo", añade.

"Cuando las hermanas Williams brillaban junto a Henin, o en la época de Steffi Graf... quizá en esos momentos sí habrían merecido más. En los Grand Slams entiendo que se haga porque pagan mucho dinero, pero en torneos mixtos como Madrid, Miami o Indian Wells, no estoy de acuerdo", prosigue. "El día en que económicamente generen lo que los hombres, les daría el mismo dinero", apostilla.

Comentarios recientes