La mala suerte se ceba con Goffin

Se acabó Roland Garros para David Goffin. El jugador belga tuvo que retirarse de su partido de tercera ronda ante el argentino Horacio Zeballos, debido a un accidente fortuito. Tras derrapar buscando llegar a una bola, Goffin tropezó con la lona que cubre el fondo de la pista, torciéndose el tobillo derecho de una forma muy fea. El belga, que fue trasladado a los vestuarios para ser tratado, no pudo ni levantarse por su propio pie. Al final, las peores expectativas se cumplieron y Goffin se vio obligado a tirar la toalla.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes