¿Qué es un Tour Manager?

Punto de Break entrevista a Jacob Martin, Tour Manager de Wilson en Europa, una figura que facilita el día a día de los jugadores en los torneos

Jacob Martin. Foto: Wilson
Jacob Martin. Foto: Wilson
Patrocinado por:

Como torneo del Grand Slam, Roland Garros es uno de los cuatro eventos que mayor número de tenistas profesionales aglutinará en la primera semana de competición. Entre todos esos jugadores, también entrenadores, fisioterapeutas y demás figuras presentes en el certamen, estará Jacob Martin, Tour Manager Europa de Wilson, una figura que, como punto de partida, hace más fácil el día a día a los jugadores a muchos niveles. Desde Punto de Break quisimos conocer en profundidad la labor de Jacob y saber cómo trabaja con más de 120 jugadores en los grandes torneos.

Para comenzar, Jacob, una pregunta directa y necesaria. ¿Qué es un Tour Manager?

Bueno, en mi caso, el Tour Manager Europa, soy la persona encargada de los jugadores de Europa, tanto a nivel ATP como WTA, desde los jugadores de fuera del top-10 hasta el top-250, también de algunos juniors con perfil muy alto, de cara al futuro, y principalmente me encargo de proveer material, de ejecutar los contratos, negociaciones con los agentes y los jugadores, y también ejecutar el marketing que nos mandan desde la central de Wilson en Chicago. En definitiva, me ocupo un poco del día a día en los torneos, soy el contacto de Wilson con los jugadores que tienen contrato internacional.

Se entiende que viajas por diversos torneos. Como Tour Manager de Wilson, ¿qué torneos son los más importantes y a cuáles viajas durante el año?

Hay cuatro torneos establecidos de manera fija, que obviamente son los Grand Slams, cómo no; luego suelo ir dependiendo de las épocas y del trabajo a nivel estratégico. Suelo ir a Miami, he estado yendo a Madrid… Luego depende, algunos viajes se hacen en función de estrategias concretas que hagamos con los jugadores, a lo mejor necesitamos ir a Roma, también París, Barcelona. Salvo los cuatro Grand Slams que son fundamentales, el resto depende de las necesidades estratégicas.

¿Cómo es tu trabajo diario en cualquier torneo?¿Viajas solo?

Nosotros somos un equipo de cuatro personas, donde el director global se encarga de los top-10 (Federer, Nishikori, Raonic, Venus, Serena, Keys…). Personalmente me encargo de los que quedan fuera del top-10, salvo con Simona Halep, que sí me encargo más a nivel personal. En cuanto al trabajo diario, el jugador al final tiene muy claro lo que necesita: cuántas raquetas va a necesitar, cuándo quiere cambiar de raquetas dependiendo de la superficie, de la pretemporada. Ellos más o menos saben, y yo estoy ahí para coordinar todo ello y para aportar un poco mi experiencia a la hora de aconsejar sobre un cordaje nuevo, por ejemplo. Yo lidio con 120 jugadores y desde todo eso intentas aportar toda la experiencia y las herramientas para que el jugador esté lo más cómodo posible.

Háblanos un poco de la figura del Tour Manager. ¿Cómo y cuándo surge?

Hace muchos años que ya existe. Desde la época de Edberg, Graf, Sampras, Courier… Esta necesidad del Tour Manager Europa surge porque al final en Europa es donde más jugadores hay a nivel profesional, es el continente que más jugadores aporta. También existe el Tour Manager America, que cubre todo el continente, pero de America salen menos jugadores, puede que en una proporción 70-30 para Europa.

Tu camino hasta ser Tour Manager entiendo que tiene que venir desde una experiencia profesional determinada.

Claro, yo había jugado a tenis a nivel nacional, a nivel Future y algún Challenger. Eso me sirvió para tener una experiencia, y después me fui a Estados Unidos, a estudiar y a jugar a nivel universitario gracias a una beca. Volví a España y fui entrenador de tenis en el Club de Tenis Barcelona y luego poco a poco, teniendo relación con las marcas y representantes, surgió la oportunidad en 2009 de ser Tour Manager en Europa.

Desde que eres Tour Manager, ¿has observado diferencias sustanciales en las necesidades que tenían los jugadores antes a las que tienen ahora?

Ahora, a día de hoy, los jugadores son muchísimo más profesionales que antes; quieren tener todo controlado, cada detalle. Cuando cambiar el cordaje, tener muy presentes las sensaciones. Es decir, es muy diferente jugar un Roland Garros con más humedad o con más sol. A veces rompes más cuerda, necesitas otras cosas… miran mucho las sensaciones. Y sobre todo, el tenis es muchísimo más físico y eso lo cambia todo. En pretemporada prueban muchas cosas, buscan mejorar… En general ha cambiado mucho todo lo que mira el jugador.

Cuando no viajas, ¿cómo es tu trabajo con la marca? Entiendo que deberás conocer a fondo cualquier avance en los materiales.

Mi trabajo en oficina se basa en recoger información, recabar experiencia, probar cosas con algunos jugadores, intento saber todo lo que hay y todo lo que puede llegar a venir a nivel de material. Y lo básico, claro, es tener en máxima consideración los comentarios de los jugadores. Otra parte de nuestro trabajo es la conexión jugador-consumidor, trabajar determinados mercados a nivel de marketing para hacer llegar las novedades al usuario.

Como marca y yéndonos a la evolución del juego, será trabajo fundamental en Wilson el anticiparse o estar preparado para cualquier cambio que el juego vaya experimentando.

Wilson siempre ha tenido, a lo largo de su historia, la necesidad de anticiparse a la evolución del juego, está claro. Wilson ha sido una marca que ha ido marcando tendencias con determinados materiales, por ejemplo, la tecnología Hammer, la Pro Staff, con material exclusivo, un gráfito con kevlar. Se recoge información de expertos, de gente que juega todos los días, del grupo de entrenadores que tenemos a nivel mundial, de recoger las sensaciones de los que juegan, de lo que quieren, de lo que pueden echar en falta. Y un ejemplo es la tecnología counterveil, una tecnología que sacamos este año, que es un material que reduce la vibración, reduce el estrés, reduce la fatiga, se tienen menos dolores con el paso del tiempo. También se ha usado en ciclismo; está realmente probado, y todo eso viene de comprobar que el tenis ha evolucionado en lo físico. Y esa es la labor de Wilson Labs, que trabaja a futuro, a años vista. Ahora también es muy importante el diseño de nuestras raquetas, este año creo que hemos conseguido una evolución muy importante, con un diseño muy limpio y muy empático para transmitir un gran atractivo a todos los niveles.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter