El samurái puede con el gladiador

Ferrer y Nishikori jugaron un partido de alto nivel en los octavos de final. Los ataques y la precisión del nipón decidieron el partido.

David Ferrer y Kei Nishikori se vieron las caras por tercera vez en el Mutua Madrid Open. El “head to head” no era favorable al español en la capital española que no había ganado ningún partido al japonés. Pero este encuentro partía de manera diferente ya que Ferrer llegaba después de un mal inicio de temporada con la oportunidad de seguir remontando el vuelo contra un tenista que llegaba de una lesión en la muñeca y que hacía su segunda aparición en tierra batida. Nishikori no notó el cambio de superficie ni la inactividad, y aunque tuvo algunas lagunas en el partido, jugó a un gran nivel que le llevó a ganar en dos sets –6-4 y 6-3—y ya está en los cuartos de final de Madrid. La victoria número 700 de Ferrer en el circuito tendrá que esperar.

El partido comenzó con el japonés llevando el protagonismo. Nishikori cogió la batuta y se puso a dirigir el juego mientras que Ferrer solo podía ir de un lado al otro de la pista buscando los golpes defensivos. Ferru fue al principio del set a remolque, tanto en el juego como en el marcador por un temprano break del nipón que encontró en el revés su mejor golpe. Nishikori seguía mandando en el juego y consiguió otra rotura que hizo despertar a Ferrer. El de Jávea sabía que no podía dejar dominar el juego a su rival y comenzó a acelerar más el brazo para presionar a Nishikori. El del país del sol naciente estuvo muy incómodo con la agresividad del español y cometió dos errores no forzados que dieron vida a Ferrer al ponerse a solo un break. A pesar de mejorar notablemente su juego, Ferru no pudo terminar la remontada y se puso un set abajo en el marcador.

[getty:680405664]

En el segundo set hizo acto de presencia la lluvia y se paró un cuarto de hora el partido para que se cerrase el techo de la pista Arantxa Sánchez Vicario. Con el techo retráctil las condiciones del partido cambian, pero ambos jugadores se adaptaron al cambio y no lo notaron apenas. En la segunda manga se vieron más peloteos, David Ferrer estaba más decidido a atacar para no cometer los errores del primer parcial. Ninguno de los dos tenistas se querían precipitar en los golpes y eso nos dejó unos intercambios más largos. En el quinto juego del set Nishikori se aprovechó del desgaste físico se Ferrer después de un largo peloteo y consiguió ponerse un break arriba. El partido se le puso cuesta arriba al español que no dio su brazo a torcer y fiel a su carácter peleó hasta el final, pero se vio superado por el japonés y cayó eliminado del torneo.

Ferrer puede estar orgulloso de su actuación en Madrid y parece que el juego y los resultados van llegando. Le pasó factura el mal comienzo del partido, pero su reacción fue muy buena. Nishikori jugó un partido de muchos quilates y demostró que está totalmente recuperado de su lesión y dispuesto a todo. Su rival en cuartos de final va a salir del enfrentamiento entre Feliciano López y Novak Djokovic.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes