Y Coric eliminó a Murray

El croata Borna Coric cuaja un gran partido y elimina a la sombra de Andy Murray, completamente desdibujado en la pista Manolo Santana

El vigente campeón y defensor del título en el Mutua Madrid Open no podrá revalidar corona. El número 1 del mundo continúa con sus problemas de tenis y confianza. Si el martes, en su debut ante Copil, su nivel fue muy bajo, en el día de hoy, ante un gran Borna Coric (victoria por 6-3 6-3), el escocés ha evidenciado que su puesta a punto queda muy lejos. Perdida la inercia ganadora del final de temporada pasado, Murray se va de Madrid con peores resultados que en el Godó y puede que con peores sensaciones de juego.

El partido muestra que el juego de Murray carece actualmente de puntos sólidos. Sus virtudes han perdido unidad que las agrupe y no hay rastro de la confianza que veía a Andy restar agresivo, tomar riesgos, entrar con su derecha, jugar profundo un tiro tras otro, tener claro el golpe próximo mientras golpea el anterior. Ante un jugador en claro crecimiento como el croata Borna Coric, Murray solo pudo defender y jugar muy corto. Su juego, lejos de todos los ajueste propios de la superficie.

Y es que Murray ofreció serios problemas, como en general viene mostrando en los últimos meses, para transitar de ataque a defensa y viceversa. Su movilidad, con la que podía generar contras casi intransferibles entre la élite, ha pasado a formar defensas tenues, bolas muy cortas, tiros que dejan al rival en pos de cerrar muchas jugadas metiéndose en la pista. Desde ahí fue Coric anunciando su fantástica progresión.

El balcánico, que recientemente ha declarado su sorpresa por su gran nivel en tierra, está en mitad de un progreso de juego digno de reconocimiento. Coric viene avisando con un juego mucho más afilado, tanto en el saque como en el drive, con intenciones mucho más ofensivas y dominantes cuando entra con la derecha. Su revés, siempre su punto fuerte, ya no es el discurso, sino un apoyo sólido pero complementario, con el paralelo siempre en la recámara, pero con la derecha creando y desequilibrando; abriendo la pista y repitiendo con ella.

Y durante todo el choque, con Murray muy mal al servicio, Coric fue construyendo una victoria consecuente con lo visto, en el que el número 1 del mundo pecó de conservadurismo y falta de plan, yendo siempre por detrás de la pelota, sin buenos porcentajes al servicio y sin claridad para desactivar el partido y remontar en su desarrollo. El escocés sigue muy lejos de su nivel.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes