Albert Costa: “Fue la victoria más impresionante de mi vida”

Quince años han pasado ya desde que el ex tenista español levantó la “Copa de los Mosqueteros” y ha querido rememorar aquella vivencia. 

Se cumplen ya quince años del título más importante en la carrera de Albert Costa: Roland Garros. En pleno 2002, el tenista español tenía por aquel entonces veintisiete años, llevando nueve en el circuito. Su camino a la final no fue fácil. En cuarta ronda se deshizo de Gustavo Kuerten y en cuartos de final de Guillermo Cañas. Las semifinales y la final fueron duelos fraticidas, primero contra Álex Corretja y luego contra Juan Carlos Ferrero en la lucha por el título. La “Copa de los Mosqueteros” fue el único Grand Slam del español y ha querido rememorarlo con los compañeros de Tennis Channel, en declaraciones recogidas por Tennis.com.

“Este torneo fue muy especial para mí”, comenta Albert Costa. “Yo lo veía cuando era muy pequeño y jugaban todas las leyendas. Cuando tú tienes la oportunidad de jugar el torneo es algo increíble”, agrega el catalán, que no se conformó con pasar de puntillas por la arcilla de París y quiso también dejar su huella. Reconoce que las expectativas puestas en él no eran muy altas. “Jugué muy bien y me veía preparado para el torneo. Cuando llegué a los cuarto de final comencé a pensar que quizá tenía una oportunidad de ganar el torneo”.

[getty:118799468]

Con la moral por las nubes y consciente de que quizá sería la única oportunidad de ganar en París, Albert Costa salió arrasando en la final contra Juan Carlos Ferrero. El tenista catalán se puso dos sets arriba y solo cedió un juego (6-1, 6-0). La reacción de Ferrero llegó en el tercer set y se lo llevó por un apretado 4-6 que puso emoción a la final. Albert sabía que después de cómo había jugado los dos primeros parciales no se le podía escapar la “Copa de los Mosqueteros” y cerró el campeonato en el cuarto set donde se impuso al tenista valenciano por 6-3. En el undécimo enfrentamiento con Ferrero, Albert Costa ganó Roland Garros y Juan Carlos alcanzó la gloria en París al año siguiente.

Albert Costa, como no podía ser de otra manera, habló de cómo vio él la final. “Fue un poco extraña, yo comencé jugando muy bien y en el tercer set empecé a cometer varios errores, le di vida a Ferrero y me ganó el set. En el cuarto volví a jugar mi juego, noté a Ferrero más cansado y gané”. Albert Costa no duda en admitirlo: “Fue la victoria más impresionante de mi vida”. Roland Garros fue el título más importante en el palmarés del actual director de el Conde de Godó, y también fue el último, cerró su vitrina con la mejor pieza.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes