Laura Siegemund, profeta en su tierra

La tenista alemana consiguió el pasado domingo su segundo torneo al conquistar el torneo WTA Premier de Stuttgart, su ciudad natal.

Laura Siegemund levantando el trofeo. Foto: Getty Images
Laura Siegemund levantando el trofeo. Foto: Getty Images

Laura Siegemund ha vivido en Stuttgart una semana que a buen seguro no va a olvidar. A sus veintinueve años la tenista alemana ha conquistado su segundo torneo WTA y no ha encontrado mejor sitio para hacerlo que en su propia casa. La pasada edición del torneo ya dio un aviso a navegantes llegando desde la fase de clasificación a la final del torneo donde fue superada por su compatriota Angelique Kerber, así que este año no se le podía escapar. La presión podía jugar en su contra después del torneo que hizo el año pasado, pero ella misma declaró que “Hay que saber aguantar la presión. Yo me mantuve concentrada en el juego y me sentí cada vez mejor”.

Después de eliminar a tres Top 10 (Kuznetsova, Pliskova y Simona Halep), la alemana se jugaba el todo por el todo en la final contra la francesa Kristina Mladenovic en un partido de alto nivel que se prolongó durante dos horas y media y acabó con el marcador de 1-6, 6-2, 6(5)-7. El partido se decidió en una muerte súbita de infarto con un increíble punto final que dio un toque de suspense al partido.

Laura Siegemund no se podía creer su proeza y rompió a llorar de la emoción. “Ha sido un partido muy duro, Kiki ha jugado realmente muy, muy, bien. Estaba tan metida en el partido que no podía creerme que hubiese ganado”, declaró la teutona. Siegemund estaba contenta por partida doble, primero por ganar su primer WTA Premier y el haberlo hecho en su ciudad natal le daba un aliciente extra, emocionada no dudó en asegurar que es difícil hacer algo más grande que lo logrado sobre la arcilla de Stuttgart.

La tenista dijo que las semifinales y el partido contra Pliskova le permitieron sacar su lado más agresivo y al ver el resultado de este juego dice que lo seguirá utilizando en los próximos torneos. La pista de Stuttgart, a pesar de ser de tierra batida, es algo más rápida que la de los torneos que vienen ahora, por lo que Siegemund puede no rendir igual, pero ella se mostró optimista: “Soy realmente buena adaptándome a diferentes condiciones ya sea de oponentes, pista o tiempo. Voy a seguir trabajando en mi juego y espero que los buenos resultados lleguen con él”.

Laura Siegemund vive en una nube después de la proeza lograda en Stuttgart. A sus veintinueve años está en uno de los mejores momentos de su carrera y ella se muestra muy optimista con respecto a poder continuar los buenos resultados en los próximos torneos. Habrá que ver si la alemana logra repetir la proeza fuera de su tierra y sigue escalando posiciones en un ranking cada vez más abierto.

Comentarios recientes