Albert Ramos resucita de nuevo para estar en semis

Albert Ramos vuelve a revivir en el tercer set para remontar a Marin Cilic y certificar el pase a sus primeras semis de Masters 1000 en Montecarlo.

Albert Ramos supera a Cilic para estar en sus primeras semis de Masters 1000
Albert Ramos supera a Cilic para estar en sus primeras semis de Masters 1000

Abonado a la épica el catalán Albert Ramos Viñolas. Superó un 0-4 ante Murray en la anterior ronda y ha repetido gesta ante Marin Cilic en cuartos de final. El de Mataró se ha clasificado para sus primeras semifinales de Masters 1000 en Montecarlo tras salvar un 0-2 y bola de ruptura en el tercero ante el croata para acabar imponiéndose por 6-2, 6-7(5) y 6-2 en 2 horas y 32 minutos. Si bien el español tenía el partido atado con set arriba y 5-3, Cilic le dio suspense y en el tercero parecía que se iba a llevar el encuentro de calle. Pero la resistencia de Albert Ramos está hecha a prueba de bombas en Montecarlo.

Estilos muy contrapuestos que se encontraban en los cuartos de final de Montecarlo. Sin embargo, dos tenistas con la moral muy alta tras su exitoso camino por el evento monegasco. La consistencia del español ante la pegada del croata. Albert Ramos debía de conceder poco pero sin perderle la cara a ese juego agresivo tan necesario ante alguien como Cilic. El de Mataró saldría mucho mejor. Rápido se impondría su mayor aplomo en el fondo de la pista. Cilic comenzaba bien pero los fallos llegarían, producto de la rocosidad del catalán desde la línea de fondo. El croata no veía huecos, no desbordaba y se acababa desesperando. Los ataques de Albert si eran notoriamente más definitivos dada la menor capacidad de defensa del balcánico.

Con la primera ruptura, el zurdo español, en sus primeros cuartos de Masters 1000, se lanzaba hacia el set con determinación y las ideas muy claras, sin titubear lo más mínimo. Hacía suya la pista, mandando y no dejando resquicios por los que se pudiera colar Cilic. Merodeó un segundo quiebre que no llegó en primera instancia, pero que se materializaría más adelante. El croata apenas inquietaba el servicio del español. Los juegos más disputados ocurrían con el saque de Cilic. Llegó el quiebre para el 5-2 y después de un saque algo más peleado que el resto, Albert Ramos se apoderaba del primer parcial por un incontestable 6-2 que le acercaba y mucho a unas soñadas semifinales.

Marin Cilic subió y de qué manera las prestaciones en la segunda manga. Más incisivo con sus tiros, más acertado y por ende, más peligroso. Producto de ello gozaría de su primera oportunidad de 'break' en el segundo servicio de Albert Ramos en la manga. El catalán también había bajado el pistón, cometiendo más errores y mostrándose menos intenso en su tenis. Sin embargo, en los momentos cruciales sabía atar en corto al croata, impidiendo que se marchara en el marcador. El acoso de Cilic se prolongaba. El de Medjugorje daba mejores sensaciones, pero no era capaz de traducir ese dominio y ese tenis más agresivo en el luminoso.

Embed from Getty Images

Y le pasaría factura. Ramos se escapaba en varios juegos, sabiendo sufrir para pasar al ataque. Con 3-3, se fue a por el croata, incrementando su nivel de tenis, superando bien en la red a Cilic y quebrando su saque. Estaba consumando un set de muchísima entereza mental, sin mostrar su mejor tenis, sabiendo remar y aprovechando su momento para meter el zarpazo letal. Con saque arriba, las semis se adivinaban a la vuelta de la esquina. Certificaba con comodidad el 5-3 ante un Cilic tocado, que no entendía cómo no era él el que estaba con esa ventaja.

El partido daría un giro totalmente inesperado, al estilo del duelo que tuvo Albert Ramos con Andy Murray. Cilic se venía arriba para romper por primera vez al español cuando sacaba para ganar. Salía su mejor versión para alargar el encuentro. La manga se iba a decidir finalmente en el desempate después de que Cilic no aprovechara una bola de set al resto. En el 'tiebreak', el español empezó mejor, surtiéndose de dos erroers consecutivos del croata. Pero Cilic estaba en modo 'supervivencia' y a pesar de verse casi con 6-3 abajo, salvando una bola inverosímil, remontó y ganando cuatro puntos seguidos se hacía con el set por 7-5 en el desempate. Ese último punto ganado con una volea que apenas sí tocó la línea de fondo.

El guion de suspense no acabaría ahí. En la tercera manga, la iniciativa era plenamente del croata, impulsado por esa milagrosa reacción pretérita. Se iba rápido en el marcador, siendo dueño y señor de la pista. Gozaría incluso de bola para 3-0 y saque. Albert Ramos estaba herido, pero no muerto. Se recuperaría una vez más y remontaría el terreno perdido para inaugurar su marcador en el tercer set y para romper a Cilic y nivelar el set. Ambos daban muestras de enorme cansancio, aunque la falta de precisión y paciencia estaban más del lado balcánico. Del posible 3-0 de Cilic al 4-2 de Ramos y saque. Increíble. Con sufrimiento, con mucho pundonor, el jugador del Maresme se aupaba al 5-2, con una remontada tremenda. Cilic destruido, totalmente venido abajo, entregaba el 6-2 definitivo con un enorme cúmulo de errores y una doble falta final. El de Mataró a semifinales con otra remontada tremenda.

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter