Rafael Nadal arrasa a un irreconocible Zverev

El español se impuso por un contundente 6-1 6-1 a un Zverev falto de intensidad y que cometió constantes errores con su derecha.

Rafael Nadal en Montecarlo 2017. Foto: zimbio
Rafael Nadal en Montecarlo 2017. Foto: zimbio

No hay lugar para rebeliones en sus tierras feudales. Rafael Nadal está actuando como un rey implacable en el territorio que más le ha visto vencer; ni siquiera un joven osado como Alexander Zverev ha podido hacer cosquillas al español, tremendamente concentrado desde los compases iniciales del partido y eligiendo con maestría los golpes a ejecutar en cada preciso instante.

Se esperaba una gran batalla tras el épico encuentro que midió a ambos en la tercera ronda del Open de Australia 2017, pero Alexander no está atravesando su etapa de mayor confianza. No son pocos los partidos de este tipo que ha cuajado, repleto de desconfianza y falto de chispa y mentalidad ganadora. Le ocurrió ante Kyrgios en Indian Wells, sin ir más lejos, y le ha pasado ante un Nadal que no da ningún tipo de concesión en tierra batida.

Embed from Getty Images

Hubo conatos de gran batalla en los compases iniciales, cuando Zverev ganó algún intercambio largo en el que el español pecó de agresividad, pero pronto las aguas volvieron a su cauce. El saque del alemán no hacía ningún daño a un Rafa generoso en el esfuerzo e impecable en la ejecución y estrategia de sus golpes. Movió de lado a lado al joven teutón, torturándole con su variedad de direcciones e incidiendo con especial inquina en su volátil derecha, que acumuló numerosísimos errores no forzados.

Jugando dentro de pista, el de Manacor varió muy bien con dejadas poco ortodoxas pero más efectivas de lo normal, y terminó por desesperar a un Zverev que pagó con su raqueta toda su frustración e impotencia. 6-1 6-1 en lo que ha supuesto un auténtico correctivo del español, cuyo siguiente rival en el Masters 1000 Montecarlo 2017 saldrá del duelo entre Diego Schwartzman y Jan-Lennard Struff. Viento a favor en las aguas del mediterráneo para un hombre acostumbrado a surcar estos mares y recoger éxitos en el Principado.

Embed from Getty Images

Por su parte, mucho tendrá que cambiar Alexander Zverev su actitud si de verdad quiere erigirse en una alternativa real al poder establecido ya en este 2017. Su juego es tan brillante como irregular, y parece haberse creído una estrella antes de serlo. Si retorna a su actitud más trabajadora y humilde, como la que se vio en 2016, volverá a ser un tenista a tener en cuenta incluso en una superficie a la que no parece estar adaptándose bien, como es el polvo de ladrillo. Rafael Nadal sigue en su lucha por reconquistar el trono.

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter