Justine Henin: “Sharapova ha sido muy valiente al volver”

Aunque advierte que la última palabra la tendrá el público. “El problema es que puedan pensar que todos los jugadores son como ella”.

Justine Henin mantiene una vida tranquila y familiar lejos de las pistas de tenis desde que decidiera retirarse por segunda vez en el año 2011. La ex número 1 del mundo es feliz con su pareja, su hijo y ya espera a su segundo bebé para dentro de unos meses, pero eso no le impide disfrutar de las hazañas que el tenis belga está firmando en la actualidad, como plantarse de nuevo en las semifinales de Copa Davis en categoría masculina con David Goffin y Steve Darcis a los mandos de la nave.

“Todo está bien pero se hace largo”, afirma sobre su embarazo en una entrevista para Dhnet. La verdad que el tenis ofrece poco descanso pero tampoco quería perderme unos cuartos de final de Copa Davis de mi país. Ahora lo vivo todo con menos intensidad, incluso me cuesta emocionarme durante los partidos, lo veo todo con más calma, con más objetividad”, indica antes de rendirse al equipo masculino de su país. “Lo que está haciendo David (Goffin) es excepcional, compite cada semana con los mejores en una época donde la competencia en la ATP es enorme”.

Pero Goffin no es el único para el que tiene palabras bonitos, aquí el premio se lo lleva Darcis. “Tengo una gran afinidad con él. Ha tenido varios problemas físicos y acaba de salir de un período complicado por un asunto familiar. Pero al final siempre vence y está allí, es capaz de gestionar perfectamente su familia y su carrera. Steve tiene la capacidad de generar emociones fuertes durante sus partidos de Copa Davis, siempre te regala un momento mágico”, asegura la campeona de siete Grand Slams.

“Tenemos un equipo muy sólido que se mata a trabajar, hemos demostrado que lo de estos años atrás no fue casualidad. Yo personalmente no vivo con ellos el día a día pero pensamos que la clave está en que el capitán ha creado un grupo. En el deporte la confirmación siempre es más bonita que la sorpresa del primer día, por eso me quedo con las semifinales de este año que con las de 2015”, analiza la de 34 años, quien no comparte para nada la idea de modificar las bases de la competición.

“El atractivo de la Copa Davis reside en los jugadores que la disputen. Si los belgas son capaces de estar siempre allí, ¿por qué los demás no? Soy muy tradicional aunque entiendo que todo evoluciona. En este caso creo que la gente se equivoca, aunque querer que todo siga como siempre también puede ser un error”, confiesa.

“Es una buena oportunidad, puede pasar cualquier cosa y estoy deseando que llegue ese día”, señala Justine de cara a esas semifinales con Australia. “Ojalá podamos jugar la final dos años después, sería fantástico. Animo al público a darse cuenta de la importancia de esta hazaña. Hubo un momento en el que Kim Clijsters y yo pusimos el listón demasiado alto en un país del que no salen jugadores así cada cinco años. Hoy el equipo belga es completamente nuevo pero es ultra competitivo. Además arrastra mucha emoción”, subraya la ex jugadora de Lieja.

De paso, Henin también quiso pronunciarse acerca de la vuelta a las pistas de Maria Sharapova tras su positivo por dopaje. “La situación es delicada pero la suspensión es un hecho. Creo que conseguirá grandes resultado y recuperará la confianza. Por desgracia, los torneos necesitan grandes nombres para atraer a la gente, aun así tendrá que demostrar su valía sobre la pista. Volver me parece algo valiente, yo personalmente soy bastante intolerante con estos temas. El público decidirá qué es lo correcto, el riesgo está en que puedan pensar que todos los jugadores con como ella”, valora.

Comentarios recientes