Rusia se afinca en Barcelona

Khachanov, Kuznetsov, Donskoy y Rublev preparan la gira de tierra batida en la Academia 4Slam de Barcelona. El futuro se escribe en ruso.

Fuente: Twitter
Fuente: Twitter

Empieza la gira de tierra batida y todo el circuito profesional busca una guarida donde ponerse a punto para una de las épocas más exigentes del calendario. ¿Dónde creen ustedes que puede ser el mejor lugar para practicar y aclimatarse a estas condiciones? Si han pensado en España han acertado. Hace un par de días que la nueva generación rusa de talentos compartió esta imagen en redes sociales: Andrey Kuznetsov, Andrey Rublev, Karen Khachanov y Evgeny Donskoy. Cada uno con su historia detrás pero los cuatro compartiendo bandera y lugar de adaptación, la Academia 4Slam de Barcelona.

No deja de ser curioso que cuatro de los máximos exponentes rusos de la actualidad coincidan en un punto geográfico tan preciso como Gavà, aunque todo tiene una explicación. En el caso de Rublev y Khachanov no es nada nuevo, ya que ambos llevan ya un tiempo afincados en Barcelona a las órdenes de Fernando Vicente y Galo Blanco respectivamente. Desde que sus nombres figuraran en una de las derrotas más duras de España en la historia de la Copa Davis, sus rostros ya no son indiferentes para el gran público español, mucho menos desde que decidieran cruzar Europa en busca de una mejoría en cuanto a rendimiento y resultados. Hoy miramos la clasificación y nos damos cuenta del gran acierto que cometieron.

Tan bien les ha ido -y eso que todavía no han cumplido los 21 años- que la Academia 4Slam ha decidido hacer hueco a uno más, otro ruso de un talento descomunal y con un potencial guardado bajo llave esperando a dar con la tecla exacta para la erupción. Andrey Kuznetsov es el actual número 71 del mundo, aunque llegó a ser 39 el curso anterior, un descenso dramático que obligó al de Tula a efectuar un cambio de rumbo. Fue a raíz de Indian Wells donde el tenista de 26 años sacó los billetes para España y así reunirse con Rublev y Khachanov bajo la misma doctrina. Ahora, de la mano de Pepe Checa y con la ilusión de iniciar una nueva etapa, Kuznetsov ya prepara como uno más de la familia esta emocionante gira de arcilla.

“El objetivo al final es sacar lo mejor de cada uno, se juegue en la superficie que sea”, admite Galo Blanco a esta página web. “Estos chicos de hoy en día son muy completos, juegan bien en todos lados, aunque está claro que cada uno tiene sus condiciones favoritas. Kuznetsov, por ejemplo, prefiere la hierba antes que otras. El secreto está en saber adaptarse e intentar ser competitivo siempre”, confiesa el asturiano, quien se encuentra al mando del mejor tenista ruso de la clasificación mundial, Karen Khachanov.

El caso de Donskoy ya es diferente. El verdugo de Roger Federer en el pasado torneo de Dubái no se ha emancipado a Gavà junto a sus compatriotas, pero sí que ha estado estos días compartiendo entrenamientos junto a ellos. Evgeny, que hace unos años ya estuvo afincado en España en su época de formación, viaja por el circuito con el veterano Boris Sobkin. Sí, ese hombre que lleva toda una vida en el banquillo de Mikhail Youzhny y que parece que el tiempo no pase por él, el mismo.

Cuatro buenos amigos llegados desde tierras frías y de ideas fijas dentro de la pista que buscan una mayor amplitud de miras en la comprensión del juego. Allí en Rusia pocas pistas de tierra batida podrán encontrar. Menos mal que en España nos preocupamos de estas cosas, solo así puede lograr un país consagrarse como una de las principales potencias mundiales.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes