Las irrupciones más exitosas de la historia del tenis

Y de repente, se les encendió la luz. Repasamos siete casos de jugadores que rompieron moldes de un año para otro y dejaron boquiabiertos a propios y extraños.

Rafter y su enorme 1997 en el que ganó el US Open. Foto: Getty
Rafter y su enorme 1997 en el que ganó el US Open. Foto: Getty

No se trata del año en el que se dieron a conocer. Tampoco de su mejor temporada. Se trata del año en el que pegaron el gran salto. Del año en el que irrumpieron con una fuerza inusitada y desde el cual sus vidas ya no fueron las mismas, lanzados sin freno al estrellato. El medio británico The Telegraph ha elegido a siete jugadores y siete temporadas en las que impresionaron por su salto de calidad y su elevadísimo nivel de prestaciones, nunca vistas antes. En Punto de Break te las presentamos cronológicamente. El ranking lo decidís vosotros.

John McEnroe, 1978

Uno de los grandes iconos del tenis de todos los tiempos tuvo su gran año de explosión en 1978. Fue ese año en el que se pasó al profesionalismo y se estableció como uno de los grandes atractivos y de las raquetas más peligrosas de un circuito que dominaban Bjorn Borg, Jimmy Connors y Arthur Ashe entre otros. 'Big Mac' se atrevió a plantarse en semifinales de Wimbledon proveniente de la fase previa, toda una hazaña. Además, repetió semifinales en el US Open así como el entonces conocido como Masters Grand Prix, las ATP Finals de ahora. En total, cinco títulos en el año que cumplía 19 añitos.

Arantxa Sánchez-Vicario, 1989

La gran Arantxa, ex número uno del tenis femenino, rompió moldes a finales de los 80 para ser toda una referencia durante los 90. Fue ella la que logró detener el férreo dominio que estaba ejerciendo la alemana Steffi Graf. En Roland Garros, la barcelonesa rompía la racha de 5 Grand Slams consecutivos de la germana imponiéndose a Graf en la final del 'major' parisino. Con solo 17 años y un estilo de juego puro de tierra, batía en tres sets a Graf, que sacó para ganar incluso. Arantxa acabaría ese año como número cinco del mundo.

[getty:89112785]

Yevgeny Kafelnikov, 1994

El primer gran jugador de la nueva Rusia. Escaló casi 100 posiciones en el ranking ATP con solo 20 años. Desde la posición 102 del mundo hasta la 11. Cuatro títulos individuales y una casi victoria ante Pete Sampras en el Abierto de Australia de ese año. El americano quedó realmente impresionado por nivel desde el fondo de pista del ruso. No tardaría mucho tiempo en ganar grandes títulos.

Martina Hingis, 1997

Desde la pequeña Suiza, se forjaba la leyenda de una enorme jugadora que a día de hoy sigue impartiendo clases de tenis en la modalidad de dobles por el circuito femenino. Hingis, con 16 años, irrumpía con fuerza, con más fuerza que el año anterior en el que ya había salido campeona del dobles de Wimbledon y alcanzando las semis en el US Open. En 1997 se convertía en la jugadora más joven en llegar a la cima del tenis mundial ganando tres de los cuatro Grand Slams. Y llegando a la final de Roland Garros. Absolutamente increíble lo suyo.

Patrick Rafter, 1997

Esa misma temporada, pero en el circuito masculino, un australiano de genuino saque y volea pasaba del número 62 del ranking al número 2 de la lista de forma sorprendente. Patrick Rafter había brillado en dobles con anterioridad pero no en singles. Ese año, llegaba a sus primeras semis de Grand Slam curiosamente en la tierra de Roland Garros. No se quedaría ahí la cosa. El de Mount Isa alzaría al cielo su primer 'major' en el US Open. Una carrera corta a la postre la del australiano pero que le dio para conseguir revalidar el título en Nueva York así como hacer dos finales al hilo en Wimbledon.

[getty:622123914]

Novak Djokovic, 2011

Lo del serbio en 2011 fue brutal. Ya era un jugador de contrastada categoría, habiendo ganado Australia en 2008, numerosos títulos y bien encaramado en el top 3 de la ATP. Sin embargo, le faltaba dar un salto de calidad. Lo dio a lo grande ese año. Utilizando como trampolín la victoria en la Copa Davis de 2010, el de Belgrado materializaba un 2011 histórico forjando una racha de 41 partidos seguidos sin perder. Eliminando el gluten de su dieta, el serbio había pasado a ser invencible. Acabaría el año como número 1, levantando tres de los cuatro grandes, solo derrotado por Federer en las semis de París. Un récord final de 70-5 en una temporada de ensueño.

Angelique Kerber, 2016

Caso realmente atípico el de la alemana. Ni mucho menos el clásico de un jugador que explota a temprana edad. Ella ya contaba con 27 años para 28. Había conseguido algunos grandes resultados y se había establecido como una jugadora muy aguerrida y peligrosa. Pero con carencias importantes para optar a grandes cosas. Sin embargo, en 2016 todo cambió. Un milagroso Open de Australia en el que había salvado bola de partido en primera ronda le encaramaba al estrellato, batiendo a Serena Williams en la final contra todo pronóstico. Y contra todo pronóstico, la de Bremen no se quedaría ahí. Repetiría en el US Open subiendo hasta la primera posición del ranking y poniendo fin a una larga dominación de Serena de 186 semanas. Una top ten que se había convertido en toda una número 1.

¿Cuál sería para vosotros la gran temporada de estas siete? ¿Añadiríais alguna otra?

Comentarios recientes