Los mejores jugadores de la historia sobre tierra batida

Repasamos los tenistas que más triunfaron sobre el polvo de ladrillo y cuya influencia en el juego ha sido mayor en la historia del tenis.

Rafael Nadal en Roland Garros. Foto: zimbio
Rafael Nadal en Roland Garros. Foto: zimbio

Calor, estrategia, inteligencia sobre la pista, épica y buen tenis. Son algunos de los alicientes de este maravilloso deporte que se intensifican con la llegada de la tierra batida. La ralentización que imprime esta superficie en la bola obliga a los jugadores a hacer un esfuerzo extra en el diseño de su tenis y a estar preparados para partidos de gran intensidad y duración. A lo largo de la historia ha habido tenistas que parecían haber nacido para desplegar su tenis en esta superficie. Repasamos a los mejores de la historia polvo de ladrillo:

1. Rafael Nadal

No hay duda. El gran dominador del tenis sobre arcilla en siglo XXI tiene ganada la consideración de mejor jugador de la historia en esta superficie. Los títulos le avalan, habiendo impuesto un imperio en Roland Garros como pocos se han visto en este y cualquier deporte. El español suma la friolera de 49 títulos sobre tierra batida, entre los que destacan las 9 Copa de Mosqueteros y el haberse proclamado campeón en todos los torneos Masters 1000 disputados sobre esta superficie (9 veces en Montecarlo, 7 en Roma, 3 en Madrid y 1 en Hamburgo). Tiene el récord de victorias seguidas, con 81, y ha jugado 73 partidos en Roland Garros habiendo ganado 71 de ellos. Simplemente insuperable.

[getty:538528288]

2. Guillermo Vilas

El argentino ha sido uno de los tenistas más carismáticos de la historia, generano un notable impulso en el tenis de su país y erigiéndose en una figura dentro y fuera de las pistas. Su capacidad de adaptación a todas las superficies fue notable pero siempre tuvo en la arcilla su terreno predilecto. Curiosamente también ostenta 49 títulos sobre tierra batida pero tan solo uno de ellos lo logró en Roland Garros, en 1977, año en el que encadenó 53 victorias consecutivas en esta superficie.

3. Bjon Borg

El especialista en las grandes citas. Ostenta 30 títulos ATP en esta superficie pero 6 de ellos fueron en Roland Garros. Su corta carrera no fue óbice para que marcara el devenir del sueco y favoreciera el surgimiento de una camada de jugadores sencillamente excepcionales, como Mats Wilander o Stefan Edberg. Su elegancia sobre la pista y capacidad para ganar tanto en París como en Londres le sitúan entre los mejores jugadores de la historia no solo en tierra batida.

[getty:106754667]

4. Thomas Muster

Otro rey que solo pudo sentarse en una ocasión en el trono de París. El austriaco implantó un juego físico y potente, revolucionando el tenis sobre tierra batida al hacer gala de una resistencia en el esfuerzo pocas veces vista hasta el momento. Su mentalidad ganadora le hicieron alcanzar la gloria en 1995 en el Grand Slam parisino y ganar 40 títulos ATP sobre polvo de ladrillo. Encadenó 40 triunfos consecutivos entre 1995 y 1996, sus años más gloriosos.

5. Manolo Orantes

El tenis no se dejó querer por este jugador español al que no premió con un Roland Garros muy merecido. Y es que Orantes ostenta la friolera de 494 victorias sobre tierra batida y 30 títulos ATP en esta superficie. El granadino disputó la final en el Grand Slam francés en 1974 pero sucumbió ante el anteriormente citado Borg. Pionero en su época, es uno de los máximos exponentes del tenis español y sirvió de enlace entre Manolo Santana y la generación posterior a la suya, que ya elevó el tenis español a un estatus superior.

[getty:685191067]

Estos son los que más títulos sobre tierra batida poseen pero resulta imposible hablar de esta superficie sin citar otros nombres. Mats Wilander es uno de ellos; el sueco se proclamó campeón de Roland Garros en tres ocasiones (1982, 1985 y 1988) y perdió dos finales. También con tres entorchados en el Grand Slam parisino están Ivan Lendl y Gustavo Kuerten. Ambos dejaron huella en París y practicaron un tenis inolvidable, siendo determinantes para la evolución de este deporte.

Han sido malos años para los especialistas en esta superficie en los últimos tiempos, como David Ferrer o incluso antes, Guillermo Coria, dos de los tenistas cuyo tenis mejor se adaptaba a esta superficie. El argentino se quedó a las puertas de ganar en París mientras que el español se ha topado un año tras otro con miembros del Big Four, habiendo perdido en la final contra Nadal en 2013.

[getty:536404838]

Ya está en marcha un año más, el tramo de temporada en el que más torneos sobre esta superficie se juegan. Muchas son las expectativas por ver si Nadal recupera el cetro perdido el año pasado en París, pero no hay que perder de vista la figura de jugadores cuyo tenis se adapta a las mil maravillas a esta superficie, como Dominic Thiem, que puede encargar la figura del especialista del siglo XXI en tierra batida.

Comentarios recientes