Federer cuenta cómo vivió el último match point ante Nadal en Australia

El suizo habla sobre qué sintió en los segundos previos a convertirse en ganador del Open de Australia 2017 ante Rafa. Imperdible.

Federer sobre la final de Australia. Foto: Eurosport.
Federer sobre la final de Australia. Foto: Eurosport.

Eurosport UK ha conseguido que Roger Federer relate en primera persona cómo vivió el punto de partido que significó luego su victoria en el Open de Australia 2017 y su 18º Grand Slam. Pocas veces podemos disfrutar de un tenista hablando sobre qué cosas se le pasaron por la cabeza en esos segundos donde el corazón va casi a 200 y en los que esos golpes de raqueta pueden suponer una victoria tan importante. Esto fue lo que sintió el suizo aquél 29 de enero tras tres horas y 37 minutos de partido.

"Estoy a punto de sacar para mi segundo match point", se arranca Roger. "Creo que el primero lo serví abierto y se me fue fuera. Como fallé, pensé: 'Okay, voy a tirarle al revés en esta ocasión'", continúa Federer mientras en el vídeo, el helvético comienza a realizar el gesto de saque. "Con suerte, recibiría una respuesta débil de Rafa para poder tirar mi derecha".

"Eso es exactamente lo que ocurre. Él la devuelve y me queda una pelota en el medio de la pista para mi derecha y le pegué con más spin del que pensé que debería haberle metido. Cayó justo en el ángulo en su lado del revés. Lo siguiente que recuerdo es que se paró el juego. Oportunidad para el Challenge, por supuesto, porque fue muy justa. Me di la vuelta y pensé que si entraba, el partido se había acabado", sigue Roger.

"La pantalla muestra que es buena. Miré a mi box y vi a mi equipo, mis amigos, mi esposa... todos celebrándolo. Todo el mundo y yo mismo, todos nos volvimos locos", confiesa con una sonrisa en la boca. "Es difícil entender lo que está pasando. Te das cuenta que todo se ha acabado, que lo lograste. Estás muy feliz", explica. "Lo siguiente que hago es darle la mano a Rafa y felicitarle por su gran torneo. Rafa ha sido muy particular en mi carrera. Creo que me ha hecho mejor jugador y me hizo pensar que podía ser la última vez que nos enfrentábamos".

El vídeo muestra a continuación a Federer en medio de la Rod Laver Arena con los brazos en alto. "Ahí es la primera vez donde realmente puedes celebrarlo. Ahí es donde me ves gritar y algunas lágrimas en mis ojos también. Me puse sobre una rodilla porque estaba muy cansado pero no sabía realmente lo que estaba haciendo. Estaba exhausto pero muy contento también", revela Roger.

Con el trofeo ya en las manos, Federer sonríe. "Es la primera vez que sostengo a Norman. Es precisamente ésa la sensación por la que trabajas. Es preciosa", admite un Roger risueño. "Me hizo más feliz que nacieran mis hijos o casarme, pero esta victoria está sin duda entre los días más felices de mi vida", cierra el suizo. Una victoria para el recuerdo, sin duda.


Comentarios recientes