"Es desolador ver como la Copa Davis desaparece"

Yannick Noah es la última voz que se ha erigido en torno a la falta de compromiso de las grandes estrellas en la Copa Davis. Muchas bajas de nuevo en cuartos de final.

No ha cambiado mucho el panorama imperante en la primera ronda de la Copa Davis al que se ha dado en los cuartos de final. Algunas de las mejores raquetas del circuito, y que debían estar presentes jugando por sus países, no han podido estar de nuevo participando de la gran competición por naciones. Andy Murray, Rafa Nadal, Jo-Wilfried Tsonga, Gaël Monfils o Fabio Fognini son las más destacadas. La ITF está barajando alterar el formato reinante con el fin de atraer de nuevo al redil a los mejores, lograr ese compromiso que parece tan complicado.

¿Quiénes si han estado en los cuartos? Novak Djokovic, David Goffin o Nick Kyrgios han sido las principales estrellas. Djokovic ha jugado realmente poco en este comienzo de año dadas sus tempraneras derrotas desde Australia, lo que unido a que Serbia ha jugado en casa, hace más fácil entender por qué sí ha estado presente en las dos primeras rondas. Goffin y Kyrgios sin embargo sí han tenido un calendario más cargado y aún así han respondido, aunque el belga no estuvo en la primera eliminatoria. No llevar muchos kilómetros en las piernas y jugar en suelo local parecen premisas 'conditio sine qua non' para que estos jugadores acudan a la llamada de la Copa Davis.

El capitán francés de Copa Davis ha sido crítico esta semana con el compromiso de algunos de sus jugadores y se ha mostrado pesimista sobre el devenir de la competición. Para Yannick Noah, la Davis está tomando unos derroteros muy peligrosos. "Debo ser de la antigua generación, pero es desolador ver como la Copa Davis desaparece. Es doloroso para mí. Entiendo que la economía es fundamental en prácticamente todas las decisiones que se toman hoy en día pero algunos soñadores pensamos que hay más cosas que eso", dice Noah, que ha sacado adelante su duelo ante los británicos sin dos de sus principales figuras Tsonga y Monfils. Aunque al otro lado no ha tenido al número uno, Andy Murray, algo clave para entender el pase a semis de los galos.

[getty:666120298]

"Puedes referirte al deporte sin tener que estar todo el tiempo hablando sobre el dinero. Yo siempre competí", comenta Noah. "Era una oportunidad de conocer otra gente, ir a diferentes lugares donde uno no tiene la oportunidad de ver esta clase de tenis. Podemos tener un formato diferente e ir a Dubái, sería económicamente muy bueno, pero creo que vamos a perder algo que es esencial, el que dos países se encuentren una vez al año, conociendo gente y viajando por muchos lugares y mostrando un tenis de alto nivel en sitios en los que no se suele ver este deporte", explica el capitán galo.

Sin duda, la suya es una posición netamente romántica respecto a la concepción de la Copa Davis. La ITF quiere como Noah, recuperar a los mejores, recuperar su fidelidad a la competición. Y busca fórmulas como reducir de cinco a tres sets los partidos o establecer una final neutral. El tema de aportar puntos al ranking no dio el resultado esperado. Jamie Murray considera que la ITF no ejecuta los deseos de los jugadores, sus reclamaciones.

"Les dijimos que queremos los partidos al mejor de tres sets, pero eso fue hace meses. Ahora eso ha salido a la luz pero porque ellos saben que los jugadores no estamos contentos con el formato y se necesitan cambios. Se necesitan porque están perdiendo a los grandes jugadores. No es tan especial como antes. Cuando Yannick Noah y Guy Forget jugaban, los grandes competían. Esto ya no es así y es una lástima. Es un enorme evento y nos encanta a todos. Pero hay que tener a los mejores para que merezca la pena. Ahora mismo no están comprometidos", afirma el hermano mayor de los Murray.

Comentarios recientes