Carreño: "En Croacia lo pasé muy mal, pero eso me hizo mejor tenista"

Pablo Carreño llega a Belgrado como líder del equipo español, papel que consuma su crecimiento como jugador en los últimos tiempos

Pablo Carreño. Foto: Getty
Pablo Carreño. Foto: Getty

Pablo Carreño es el pilar de España en esta Copa Davis 2017 y la esperanza en Serbia de soñar con el pase a semifinales. El gijonés, después de alcanzar el potencial que una vez se le presupuso, llega a Belgrado como todo un top-20 y semifinalista en Indian Wells, madurando en cada partido. De todo ese proceso ha charlado con el diario AS.

Carreño culmina con esta convocatoria un proceso que le hará ser el líder de España en la Davis, una competición que le encanta. "Para mí jugar la Davis es un orgullo, y ser el número uno de mi país, una responsabilidad. Pero últimamente estoy jugando bien y con confianza. Quiero demostrar que ese nivel también lo puedo dar en esta competición. Sabemos que va a ser difícil. Serbia pone a su equipo de gala, entre ellos el número dos del mundo, Djokovic. Y eso complica todo. Tanto Albert Ramos como yo estamos firmando un buen inicio de temporada. Pero sí que hay jugadores españoles como Rafa Nadal o Roberto Bautista que están aún mejor y no han podido venir. Si se gana aquí, será una hazaña".

Preguntado por el compromiso con esta competición que la propia Conchita Martínez ha puesto en duda, Carreño opina así. "Bueno... el compromiso siempre ha sido muy alto porque se ha ganado cinco veces en los últimos años. Es una competición muy especial pero complicada a la vez por lo apretado del calendario. Para mí también ha sido difícil venir después de una gira por Sudamérica en las rondas finales y la semifinal de Indian Wells. En Miami me noté bastante cansado mentalmente y apenas he tenido tiempo para recuperar. Estoy jugando aquí cuando en una semana comienzo la tierra. No es fácil para nadie, pero tener 25 años me ayuda más que tener 35 como otros compañeros".

Esa confianza que la RFET puso en él es en parte una de las razones por las que Carreño quiere ir con España. "Soy tenista gracias a la Federación, que me rescató de Gijón y me dio la oportunidad de dedicarme profesionalmente al tenis. Siempre que pueda, voy a jugar la Davis. Aparte de que a la Federación le venga bien, a mí me encanta. A nivel mediático, todo el mundo la sigue. Se da en abierto en televisión e incluso la ve gente que no le gusta el tenis. Muchos jugadores españoles, como Feliciano o Verdasco, alcanzaron mucha fama por la final que se ganó en Mar del Plata. Pero hay veces que se te viene encima con la presión y no es fácil".

Para explicar su crecimiento como jugador, Carreño no duda en poner como ejemplo el cruce ante Croacia. "Lo pasé muy mal. Pero me ha hecho ser mejor tenista. En partidos a cinco sets con el público en contra, como lo tendremos en Belgrado, puedes aprender o hundirte. En Croacia crecí. A medida que vas jugando partidos largos e importantes vas mejorando con la experiencia. Se está notando. Puede que sea demasiado calmado en pista, pero poco a poco voy siendo más agresivo y celebro los puntos para que el rival vea que sigo ahí".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes