Rafael Nadal y sus cuentas pendientes en torneos del circuito ATP

Repasamos cuáles son los retos que le quedan por cumplir al español para completar un palmarés de ensueño y seguir en lucha por el GOAT.

Rafael Nadal en 2017. Foto: zimbio
Rafael Nadal en 2017. Foto: zimbio

La ambición de Rafael Nadal ha sido, es y será uno de los principales motores del balear en su camino a la gloria. Desde que diera sus primeros pasos en el circuito ATP cuando apenas contaba con 15 años, el español ha ido haciendo realidad sus sueños y desafiando cualquier límite imaginable. Títulos en los cuatro Grand Slams, oro olímpico y campeón de la Copa Davis son los grandes hitos del palmarés de Nadal. Sin embargo, aún quedan lugares importantes del panorama tenístico mundial que no han visto al español morder el trofeo que le acredite como ganador. Miami es uno de ellospero no es el de la ciudad costera estadounidense el único torneo que se sitúa en la lista de asignaturas pendientes del español.

La categoría de los Masters 1000 aún no está plenamente dominada por un Nadal al que se le resisten dos eventos. En el Masters 1000 Miami Open, el español ha firmado la friolera de cinco finales (2005 contra Federer, 2008 ante Nikolay Davydenko, 2011 y 2014 frente a Djokovic además de esta última en 2017). La tenacidad de Rafa por reinar en Florida alcanza límites insospechados y a buen seguro procurará seguir desafiando el calor húmedo que parece mermar algo su tenis.

Menos sorprendente es la incapacidad del español para ganar en los dos últimos Masters 1000 de la temporada: Shangai y París-Bercy. En la ciudad china, el español lo ha intentado en varias ocasiones llegando a firmar una final en 2009 perdida ante Davydenko. En 2013 y 2015 entró en semifinales pero vio cómo Del Potro y Tsonga le frenaban irremediablemente. Más lejos ha estado de vencer bajo el techo de París-Bercy, donde firmó una final en 2007 contra Nalbandián. Después de esa edición, se presentó en semifinales en 2009 y 2013. Es preciso matizar que el torneo que ahora se disputa en Shanghai sí fue ganado por Nadal cuando su sede era Madrid, en el Telefonica Arena.

No se antoja sencillo que Nadal pueda imponerse en estos eventos debido al desgaste que acumula al final de temporada y sus dificultades para sacar su mejor tenis en pistas rápidas e indoor. Precisamente esta condición es la que ha impedido a Nadal ganar un torneo exigible para un jugador de su categoría, como es la Copa de Maestros o ATP Finals. En 2010 se vio derrotado por Roger Federer y en 2013 por Novak Djokovic. Si las lesiones respetan al español y puede tomarse con cierta calma el tramo final de año, en el 2019 pueden quedarle algunas balas en la recámara para reinar en el O2 Arena.

En cuanto a los torneos ATP 500, el de Manacor aún no ha podido ganar en Rotterdam, Halle, Washington y Basilea. Estuvo cerca de lograrlo en la ciudad portuaria holandesa cuando se presentó en la final de la edición del 2009, donde fue derrotado por Andy Murray. En la hierba de Halle nunca ha podido rendir a buen nivel, teniéndolo como un mero entrenamiento competitivo con vistas a Wimbledon y arrastrando el cansancio físico y mental de Roland Garros. Alexander Waske, Philippe Kohlschreiber y Dustin Brown han sido sus verdugos.

En Basilea fue frenado en la final de 2015 por el hijo pródigo de la ciudad mientras que en Washignton nunca ha jugado y no hay visos que indican que pueda hacerlo debido a su situación en el calendario. Además, es probable que los aficionados españoles recuerden con cierta rabia la no participación de Nadal en ninguna de las ediciones del ya extinto torneo de Valencia a pesar de los constantes esfuerzos que hizo la organización por intentar atraerle.

Pensar en que estos ligeros vacíos en el palmarés de Rafael Nadal pudieran ser completados, le haría entrar en el olimpo de los dioses. A buen seguro, las ATP Finals serán uno de los grandes objetivos y anhelos del balear aunque suponga uno de los retos más complicados para él. ¿Podrá Nadal ganar alguno de estos torneos y elevar su figura a un estatus superior? Las lesiones tendrán mucho que decir porque en el aspecto mental, Rafa parece estar repleto de ganas e ilusión.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes