Los "juniors de oro" que prometen dar brillo al circuito ATP

La generación del 99 viene pegando fuerte con nombres mediáticos pero otros no tanto que también prometen emociones fuertes a futuro.

Félix Auger-Aliassime en 2016. Foto: zimbio
Félix Auger-Aliassime en 2016. Foto: zimbio

No hay que tener prisa. Es la máxima que parece repetirse en el entorno inmediato de una pléyade de jugadores llamados a dar mucho de qué hablar en el futuro. Ríos de tinta corren sobre la NextGen, ese grupo de tenistas entre 19 y 21 años mayoritariamente. Tendrán la difícil (casi imposible) tarea de erigirse en bálsamos tras las retiradas del Big Four y la generación que les ha acompañado haciendo de esta era la más dorada de la historia del mundo.

Pero detrás de ellos hay otro grupo de tenistas que ya lleva tiempo asomando la cabeza aunque saben que aún es pronto para dar un gran salto. Se debaten entre el circuito ITF junior y los Futures y algunos de los más precoces incluso ya se han dejado ver en torneos ATP. Son los millenials del tenis mundial, los genios de la raqueta que también lo son en las redes sociales y mantienen un trato cercano con sus aficionados y una actitud dicharachera ante la vida.

[getty:602995396]

Uno de los más conocidos de esta generación es Félix-Auger Aliassime. Su nombre saltó a la palestra cuando contaba tan solo 14 años y ya fue capaz de ganar un partido en el ATP Challenger Tour, algo inaudito hasta ese momento. Este canadiense tiene carisma para dar y tomar, ostenta una técnica exquisita en todos sus golpes y está siendo muy bien llevado por sus técnicos, que le sujetan de las bridas para que no se encabrite.

Nacido en el 2000, sus apariciones en 2017 en torneos Future están alcanzando la regularidad necesaria para plantearse a corto plazo el salto definitivo a los Challenger. Ha disputado cinco Futures y en cuatro de ellos ha llegado al menos a semifinales, ganando el de Sherbrooke y firmando además unas meritorias semifinales en el Challenger de Drummondville. Allí sucumbió ante uno de sus coetáneos: Dennis Shapovalov. El canadiense nacido en Israel es el que más rápido está ascendiendo una montaña que esconde un tesoro en la cima para un tenista de su talento.

[getty:633719024]

Zurdo, con revés a una mano y ya con experiencia en Copa Davis (aunque terminara con la inolvidable descalificación por dar un bolazo al juez de silla) está asombrando con su juego de gran ritmo. Aún falto de consistencia física y mental, Shapovalov ha de medir sus apariciones para no caer en situciones como la vivida este mes de marzo, donde encadenó cuatro torneos seguidos que le han generado molestias físicas. Campeón ya de un torneo Challenger, como es el de Drummondville y finalista en Guadalajara, Denis puede estar muy cerca de poner coto al top-100 con recurrentes apariciones en eventos de la segunda categoría del tenis mundial y cada vez más escaramuzas en torneos ATP.

Otra figura ya del siglo XXI es Nicola Kuhn, al igual que su enemigo íntimo Aliassime. El germano de procedencia y español de pasaporte es el que está teniendo actuaciones más discretas. Su mejor resultado en lo que va de año son unas semifinales en el ITF Future Sharm El Sheikh. Además, recibió una wildcard para la disputa de la fase previa del Masters 1000 Miami Open, donde ofreció su mejor versión compitiendo hasta el final con Stefan Kozlov. Kuhn acabó sucumbiendo por 3-6 6-3 6-3 pero mostrando un gran tenis. Da la sensación que Kuhn está replanteándose muchas cosas tras el abandono de la Academia Equelite, lugar que apostó por él desde niño.

Miomir Kecmanovic

Un nombre que también suena con cada vez más fuerza es el de Miomir Kecmanovic. Este serbio de la generación del 99 comenzó el año pletórico ganando el ITF Future de Sunrise pero a partir de ahí no ha podido encadenar dos victorias seguidas. Con una notable influencia de Novak Djokovic en su surgimiento y progresión, el hombre criado tenístico en la Academia IMG de Nick Bolletieri camina sin prisa pero sin pausa por el circuito y ya dejó muestras de lo que es capaz de hacer al ganar a Henri Laaksonen en la fase previa del Miami Open.

Miomir Kecmanovic, listo para el 2017

Miomir Kecmanovic, listo para el 2017

El número 1 del mundo junior, el serbio Miomir Kecmanovic, competirá a nivel profesional en 2017. "Mi objetivo es entrar en el top-300" 

Seguir leyendo

Es preciso destacar una figura no tan conocida pero que está teniendo una rápida y exitosa evolución, como es la del chino Yibing Wu. El gigante asiático está necesitado de un jugador de referencia y tiene muchas esperanzas puestas en este hombre que se ha proclamado campeón del ITF Future Anning en este 2017. Situado como 705 del mundo a sus 17 años, Wu parece tener madera para lograr cosas interesantes en el futuro. Otros jugadores a tener en cuenta de esta generación son el israelí Yshai Oliel y el húngaro Zsombor Piros, aunque les está costando mucho más dar el salto de junior a profesional.

[getty:632812462]

En definitiva, una generación la del 1999 y 2000 realmente prolífica en promesas. Depende de muchos factores que se conviertan en realidades pero todo indica que si les respetan las lesiones, estos tenistas deberían estar compitiendo al máximo nivel en un plazo máximo de cinco años. La exigencia física cada vez mayor del circuito ATP puede frenar su progresión meteórica hasta el momento por lo que la madurez mental que ostenten será clave para afrontar esta situación y mostrarse como personas resilientes.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes