El saque y volea, un inesperado antídoto contra Andy Murray

Andy Murray ha perdido contra dos de los pocos jugadores que apuestan por subir a la red con insistencia, viéndose incapaz de restar bien.

Andy Murray en Indian Wells 2017
Andy Murray en Indian Wells 2017

En el tenis, como en la vida, ocurren cosas inesperadas, sin explicación lógica aparente y que desafían las leyes de la razón. Una de ellas es que Andy Murray, uno de los jugadores más estables del mundo al fondo de pista y con habilidad innata para contraatacar, haya perdido en dos ocasiones en lo que va de año ante jugadores cuyo esquema de juego se estructura en base al saque y la volea.

El escocés es un consumado restador y atesora experiencia más que de sobra en su palmarés que demuestra sus buenos resultados ante tenistas de este perfil. Sin embargo, en 2017 se está destapando el lado más endeble del de Dunblane, parado de piernas e incapaz de contrarrestar el juego ofensivo de Mischa Zverev, en el Open de Australia 2017, y de Vasek Pospisil, en el Masters 1000 Indian Wells 2017.

[getty:632362348]

Nadie podía presagiar derrotas de Muray contra jugadores fuera del top-50, pero aún menos con ese estilo de juego. Mischa Zverev castigó una y otra vez al británico subiendo a la red, bien apoyado en el servicio y en golpes secos aprovechando su condición de zurdo. Hasta en 118 ocasiones se vio al teutón en la red, de las que Murray solo se llevó 65 puntos. Estadística sonrojante teniendo en cuenta que muchas de las subidas de Mischa eran desesperadas, realizadas al resto y sin apenas posibilidad de ganar.

El calor reinante en Melbourne contribuyó a favorecer el juego atacante de Mischa, que con su primer servicio ganó el 66% de los puntos disputados, poniendo de manifiesto un severo problema en cuanto intensidad al resto de Murray. Es este un factor muy a tener en cuenta, ya que las peores sensaciones del escocés en este duelo se produjeron en los dos últimos sets, donde se le vio muy desgastado físicamente y sin ideas para buscar soluciones y buscar otro tipo de bolas para dificultar el juego en red del alemán.

[getty:653012854]

Además, en Indian Wells también se pudo ver a un Murray con la cara congestionado, una sudoración exagerada y rostro de fatiga. Vasek Pospisil sacó las vergüenzas de un Murray que tan solo pudo ganar 14 puntos de los 49 disputados con primer servicio del canadiense. Pospisil tiene más argumentos de fondo de pista que Mischa, pero localizó la debilidad de Andy para pasarle y redobló sus subidas a la red.

En cualquier caso, lo más llamativo es que en sendos encuentros Murray logró romper el servicio de sus rivales en numerosas ocasiones. Al alemán le hizo cinco breaks mientras que al canadiense en tres. De aquí se deduce un problema aún más profundo y arraigado en el juego de Murray, incapaz de imponer su ritmo y mostrarse seguro con su servicio. La merma de confianza que ello acarrea ha hecho que el británico perdiera intensidad en el resto.

[getty:652322032]

La lesión que le impedirá competir en el Miami Open es posible que esté relacionado con este extraño rendimiento del británico, que a buen seguro procurará entrenar mucho con su equipo el resto y los passing shots, en aras de evitar una nueva decepción frente a un tenista de estas características. Andy Murray tendrá que mejorar mucho si quiere seguir en la cúspide del ranking ATP.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes