El milagroso secreto de Dominic Thiem

El austríaco cuenta con uno de los mejores fisioterapeutas, Alex Stober, capaz de recuperar con sus manos a un tenista con más de 100 partidos en 2016.

Dominic Thiem cuenta con uno de los grandes fisioterapeutas del circuito
Dominic Thiem cuenta con uno de los grandes fisioterapeutas del circuito

Detrás todo gran físico tiene que haber un gran fisioterapeuta y este es el caso del austríaco Dominic Thiem, bien conocido ya por sus terrorífico calendarios que apenas le aportan descanso. Más de 100 partidos en 2016 registró el vienés. Añadido a sus excelentes genes y sobresaliente preparación física que alguna vez hemos detallado aquí, Thiem cuenta en su equipo con una figura de capital importancia y que le permite 'sobrevivir' a las palizas que se infringe. Ese no es otro Alex Stober, ex de tenistas números uno de la talla de Pete Sampras o Gustavo Kuerten. Todos hablan maravillas de él como relata Globo Esporte.

El alemán Alex Stober pasó a formar parte del equipo de Dominic Thiem a finales de la temporada 2015, es decir, en los albores del gran año que supuso la confirmación del austríaco como una de las mejores raquetas del mundo. Y es que tanto Thiem como su entrenador, Günther Bresnik, habían objetivado traerse a Stober para su grupo desde hacía ya tiempo como asegura el vienés. "Günther y yo le queríamos desde hacía mucho tiempo. Trabajaba con otros jugadores, por lo que no estaba disponible. En noviembre de 2015 se había quedado libre y nos dijo que estaba preparado para el reto. Fue una de las decisiones más importantes que tomé en mi carrera", destaca Thiem de Stober.

Y es que los métodos de trabajo de este fisioterapeuta hacen milagros, recuperan jugadores y problemas físicos como si de magia se tratara. "Desde que está conmigo noto la diferencia. Me someto a largos tratamientos toda la noche y al día siguiente me siento totalmente diferente a sí no me hubiera tratado con él", asegura el reciente campeón del torneo de Río de Janeiro, que tanto ha sido criticado por las duras planificaciones que ha realizado en cuanto a tu temporada tenística.

"No soy responsable de su calendario", afirma Stober. "Simplemente sé lo que va a jugar y tengo que trabajar con eso. Me encargo de escoger la hora y el momento perfecto para prepararle para los partidos más complicados", cuenta el fisio alemán. "El año pasado fue fantástico para él. Tiene 23 años, muy buena forma y está dispuesto para trabajar. Se siente muy bien, confía mucho en su cuerpo. Trabajando paso a paso se ha ido sintiendo mejor cada semana. Es la razón de que haya competido tan bien y haya podido jugar 100 partidos, ganando muchos torneos", dice Stober.

Para Alex Stober, su relación con el austríaco forma parte de un proyecto para nada puntual, sino más bien a largo plazo. Los objetivos son sin duda, ambiciosos. "Hice mi parte con Dominic, construyendo, acrecentando la velocidad de pies, el equilibrio. Si creces físicamente, creces también mentalmente. Siempre está relacionado", cuenta Stober. "Intento imaginar cuál será el resultado de nuestro trabajo. No es magia. La pasión por el juego me hace estar en constante movimiento. Me encanta estar cerca de los jugadores, viajar", desvela el alemán, uno de los grandes pilares de Dominic Thiem, hasta ahora el menos conocido de ellos.

[getty:645048544]

Como hemos dicho anteriormente, Stober, antes de entrar a formar parte del equipo de Bresnik y Thiem, había trabajado con otras grandes estrellas del tenis. Pete Sampras, Gustavo Kuerten... pero también Andre Agassi, Na Li, Petra Kvitova, Angelique Kerber o Tommy Haas. Un currículum de escándalo. "Con cada uno es distinto. Con cada uno el desafío es distinto. No es fácil decir cual ha sido más interesante", admite Stober, que ha recibido grandes halagos de algunos de sus anteriores jugadores como Kuerten.

"Alex estuvo con nosotros en muchas Copas Davis. Lo conocía de antes, con todo el éxito que tuvo con Sampras. Recuerdo una vez que tenía un dedo que parecía un clavo. Yo le gritaba: 'Oh, Alex'. Y él respondía: 'No llores, vamos'. El éxito que tiene Thiem deriva de muchas cosas, no solo de Alex pero sin duda que él es un hombre extraordinario", cuenta Kuerten. Su compañero en aquella serie ante España en Lleida donde Brasil ganó a España en 1999 (la última derrota de la Armada en casa), Fernando Meligeni, aporta su contribución a la vanagloriada figura de Alex Stober.

"Para mí, es el mejor fisioterapeuta. Algunos utilizan mucho las máquinas y otros usan las manos, los dedos. Tiene una gran habilidad. En nuestro tiempo era nuestro preparador físico. Tuve una experiencia en Lleida de torcerme el pie el domingo por la tarde. Tenía el pie gigante. Me dijo: 'Tienes que creer. Voy a hacer que puedas entrar a pista, pero tienes que creer'. Él presionaba en la inflamación continuamente. Y lo consiguió. Pude jugar contra Moyà sin problemas, aunque perdí pero porque él era mucho mejor que yo", relata el brasileño sobre una de las grandes estrellas de la fisioterapia, uno de los grandes artífices de que jugadores como Dominic Thiem, puedan pegarse salvajes palizas y salir indemnes de ellas, listos para el siguiente partido. Una de esas personas que hace magia fuera de una pista de tenis.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes