Murray, de menos a más

Andy Murray arranca con una buena victoria ante Jaziri (6-4 6-1). El escocés fue de menos a más para cuajar un notable debut en Dubai

Andy Murray
Andy Murray

Andy Murray debutó en Dubai con victoria. El número 1 del mundo cerró su primer compromiso, ante Malek Jaziri (6-4 6-1), tras un primer set igualadísimo y un segundo muy decantado. Su lunar en el día de hoy, el servicio, se vio equilibrado por un gran tono físico y rítmico y una mayor agresividad con el revés y el resto. El tunecino dejó grandes dosis de su talento en el parcial de apertura.

Merece la pena detenerse en los nueve primeros juegos del encuentro, en el que se suceden dos roturas de saque consecutivas y una igualdad total en todos los aspectos del juego. Hasta el 30-30 del décimo juego, Jaziri y Murray se retan desde el fondo de pista, dando forma a un encuentro muy competido, que expone bien las virtudes de ambos en muchos momentos. En un instante concreto del primer set, con 4-3, la retransmisión facilita los números producidos por los dos en puntos jugados a menos de 5 tiros (11-11), puntos jugados a 5-9 tiros (10-9 para Murray) y puntos jugados a +9 tiros (5-4 para Jaziri).

La versatilidad del toque del tunecino es la clave de dicha igualdad. Su derecha, capaz de imprimir peso, profundidad o ángulos, produce un ritmo de juego que exige al número 1 intensidad en las piernas y una concentración constante, pues Jaziri, más irregular y de menor capacidad física para marcar diferencias golpeando en movimiento, confirma con cada juego que va a forzar la máquina y a competir sin caerse... aparentemente. El primer break del encuentro, no obstante, a favor de Malek, activa el juego de Andy, quien comienza a atacar los segundos servicios con agresividad y a usar las manos para anticipar los tiros con su mejor golpe, el revés.

Cuando Murray pone a correr a su rival, Jaziri responde, pero la inversión compensa; el desgaste comienza a aparecer en el tunecino, poco acostumbrado a aguantar y dar el máximo. Un jugador de golpes y tacto como él, cede cuando más ajustado está todo. Con 4-5 y 30-30, Jaziri se confunde y cede la primera manga, con Murray cerrando con decisión la primera manga. El número 1 del mundo asesta el golpe que definirá el partido, pues en la reanudación, Jaziri ya no comparece, molestias de muñeca mediante.

Afectado por las circunstancias, el tunecino comienza a errar, y Andy no baja el pistón, logrando terminar el choque a una intensidad constante y un tenis compacto. El escocés cierra el partido transmitiendo sensación de mayor seguridad, pisando la línea y moviendo a su oponente. A pesar de su bajo porcentaje de primeros (40%), Murray cierra su debut de menos a más, con capacidad de jugar a dos ritmos, haciendo la pista lenta a su rival y haciéndola rápida por sí mismo del lado de una mayor confianza.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes