Vuelve el jeque de Dubái: Roger Federer

El suizo volverá a competir la próxima semana después de un mes de inactividad. Todos los focos mundiales están puestos en él y Dubái lo espera con los brazos abiertos.

Roger Federer retornará a la competición en el ATP 500 de Dubái y este será uno de los regresos más esperados del año en el calendario ATP. Por contexto, por lo logrado unas semanas atrás en Melbourne levantando su 18º título de Grand Slam, por su nivel de tenis y por su "eterna juventud", volver a disfrutar de Federer se antoja como el aliciente más importante de la próxima semana en el mundo del tenis.

El regreso del campeón de 18 Grand Slams se producirá en uno de los eventos más reconocidos del planeta, ya que el ATP de Dubái ha ganado el premio al torneo ATP World Tour 500 11 veces en 12 años (2003-06, 2008-14). Y la tierra del golfo pérsico le calza como anillo al dedo al helvético. Una superficie rápida y hecha a medida para que Federer despliegue su mejor versión. Los números no engañan, en Dubái ganó 7 títulos (2003, 2004, 2005, 2007, 2012, 2014 y 2015), tiene un récord de 47 partidos ganados y apenas 5 perdidos en una tierra que lo vio por primera vez hace 15 años (2002).

“Siempre ha sido un torneo importante, porque normalmente cuando he jugado bien en Dubái, he jugado bien el resto del año", comentó Federer unos días atrás. "Realmente siento que tengo un gran apoyo de la tribuna y veo que se emocionan conmigo. ¡La ola que hacen es una delicia! Ser una parte de esto es muy bonito. La ovación de pie al final de los partidos, todo ese tipo de cosas… ¡Realmente aprecio eso! Y también ver todas las entradas vendidas los primeros días del torneo”, añadió el hombre que genera más movimiento y expectación en cada torneo que pisa.

Colm McLoughlin, uno de los propietarios y organizadores del torneo, está encantado de que Federer haya vuelto con un nivel tan alto de tenis. “Había algo de dudas sobre si regresaría de la lesión tan competitivo como siempre, y sus actuaciones en todo el Abierto de Australia fueron nada menos que espectaculares”, comentó el CEO del torneo.

"Ha sido maravilloso ver a Roger Federer jugar tan bien en el Abierto de Australia, y fue verdaderamente notable que a la edad de 35 años fuera capaz de ganar tres de sus últimos cuatro partidos en cinco apretados sets. A pesar de que se enfrentará a rivales muy duros, pocos desestiman sus posibilidades de conquistar otro título en Dubái”, añadió McLoughlin.

Federer tendrá un lindo reto en el torneo que arranca el próximo lunes: comparte cuadro con Andy Murray, Stan Wawrinka, Gael Monfils o Tomas Berdych, entre otros. El suizo no llega como “tapado” ni entre dudas, sino como el hombre capaz de lograr lo imposible. Roger volverá a una cancha de tenis, el mundo del deporte ya sonríe y Dubái será a partir del lunes la ciudad en la que el mago puede hacer virguerías con su varita mágica.

Comentarios recientes