James Blake: “Federer y Nadal han establecido una barrera muy alta para el resto”

El estadounidense, disputando ahora el circuito de leyendas, habla sobre el valor que tiene lo sucedido hace tres semanas en la final de Australia.

La última final del Open de Australia sigue dando que hablar. Han pasado ya tres semanas desde que Roger Federer conquistara su 18º Grand Slam y todavía no somos conscientes de lo que aquello supuso para el circuito. James Blake, alguien que sabe lo que es sufrir en primera persona la magia del suizo, se encuentra esta semana disputando el ATP Champions Tour, concretamente, la parada en Delray Beach, la cual aprovechó para tratar el tema y recordar alguna batallita de su carrera.

“Siempre se ha dicho que cuanto eres padre el tiempo ya no perdona, pero si alguien era capaz de tumbar esa afirmación, ese sería Roger Federer”, confiesa el americano entre risas. “Y luego está Rafa Nadal, estoy muy contento de no haberme tenido que enfrentar nunca a él sobre arcilla. Lo que están haciendo ambos es increíble, aunque de diferente forma. Roger sigue ganando Grand Slams a los 35 años; Rafa sigue jugando así de bien a pesar de todos los golpes que ha recibido su cuerpo. Él estuvo a tres juegos de distancia de ser de nuevo campeón del Grand Slam. Definitivamente son dos de los mejores jugadores de todos los tiempos y han coincidido en la misma época, por lo que han establecido una barrera muy alta para todos los demás”, sentencia.

Pero estos veteranos algún día colgarán raqueta y reinarán otros, aunque hay uno que le llama poderosamente la atención. “Si hablamos de talento puro, Nick Kyrgios es increíble. Estoy deseando ver hasta dónde es capaz de llegar ese talento. La gente habla mucho de su comportamiento pero creo que algunas personas lo que hacen es ponerse más dificultades de las que necesita. Si tú intentas coger un tipo como Pete Sampras y le obligas a tener la personalidad de Marat Safin, o viceversa, entonces no sería algo genuino. Él es diferente, es auténtico y eso me gusta”, confiesa el ex número 4 del mundo.

Pero este circuito ya hace años que no ocupa el primer lugar en los intereses del tenista de Nueva York. El ATP Champions Tour es ahora su circuito y Delray Beach su parada actual, donde ayer venció a Fernando González en su primer encuentro. “Tuve algunos momentos divertidos durante mi carrera. Mi mejor recuerdo fue ganar aquí el título de dobles con Jack Sock en 2013, mi último título en el circuito. Era el final de mi carrera y el comienzo de la suya, él me mantenía joven y yo le daba algunos consejos. También jugué aquí contra Kei Nishikori la final individual en 2007, la cual significó su primer título. Reconozco que no sabía quién era antes de aquel partido, pero a partir de ese día lo descubrí”, recuerda el estadounidense.

De todas las paradas de este circuito de leyendas, Delray Beach es una de las más especiales debido a su diferente estructura: aquí se juega por equipos. “Jugar para el #TeamUSA siempre es un poco diferente. Me he sentido muy cómodo, como si estuviera disputando la Copa Davis o aquellos días en la Copa Hopman, es muy divertido para mí formar parte de un equipo. Además, Mardy Fish ha sido uno de mis mejores amigos durante los últimos 15 o 20 años, así que siempre es un placer verle y ponernos al día”, señala Blake.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes