Jelena Jankovic lucha a contrarreloj contra su ocaso

Jelena Jankovic cuenta con Guillermo Cañas como entrenador para intentar volver la zona noble del ránking a sus 32 años.

Jelena Jankovic en 2017
Jelena Jankovic en 2017

Lejanos parecen aquellos tiempos en que dos jugadoras serbias dominaban el circuito WTA. Casi diez años después de la época dorada del tenis femenino de este país. Ana Ivanovic está retirada y Jelena Jankovic lucha contra viento y marea por legitimarse en la contienda. La de Belgrado es una mujer competitiva y humilde, que ha sabido aceptar el cambio de rol al que se ha visto obligada por la dinámica del tenis.

Surgieron nuevos valores, volvieron las Williams y las lesiones no fueron condescendientes con ella. Sin embargo, lejos de recluirse en la nostalgia y actuar con soberbia, Jelena asumió situción y no elude ponerse el mono de trabajo año tras año para intentar reinventarse. Falta de consistencia y regularidad, sus coletazos pueden ser mortales para cualquiera cuando está inspirada pero le cuesta horrores probar cosas nuevas y encontrar regularidad.

Jelena Jankovic

Para intentarlo, a sus 32 años, ha confiado en Guillermo Cañas, el ex jugador argentino. "Es una nueva aventura, un idilio profesional que hemos comenzado unos días antes de competir en Doha y con el que voy a cambiar algunas cosas en mi juego. Ojalá vaya bien", valoró la que fuera número 1 del mundo en 2008. Cañas ha entrenado a Teimuraz Gabashvili y formó parte del equipo de trabajo de Kei Nishikori junto a Dante Bottini lo que ha sido un aval importante para que Jelena confiara en él.

"Estaba buscando un entrenador con algo de experiencia y mi agente contactó con él para que lo intentáramos probar", reconoce sin demasiado entusiasmo aparente la serbia. "Creo que le va a llevar un tiempo acostumbrarse al circuito WTA y la manera en que trabajamos las mujeres", señala una Jankovic que cuenta entre risas la desorientación de su nuevo entrenador ante la norma que permite bajar a hablar con las jugadoras durante los partidos. "Cuando le digo que tenemos que hablar en la pista él se queda desorientado, dudando cuándo puede bajar a la pista y cuándo no".

Jelena Jankovic en Doha 2017

Jankovic ocupa el puesto 50 en el ránking WTA, lo que le ha obligado a jugar la fase previa del torneo WTA Premier Qatar Total Open 2017. "No jugaba una fase previa desde 2004 pero el año pasado fue muy duro, con lesiones, y ahora necesito recuperar terreno en el ránking", afirma la serbia que a pesar de lograr superar la qualy, cayó en primera ronda del cuadro final ante Anastasia Pavlyuchenkova. "Me estoy sintiendo bien, compitiendo aún con altibajos pero tratando de dar lo mejor de mí misma".

Así es la vida de una veterana que quiere reverdecer viejos laureles, y que en menos de dos lustros ha pasado de jugar una final de Grand Slam (US Open 2008), a tener que disputar fases previas para encontrar su lugar en un torneo WTA. Jelena Jankovic no pierde la sonrisa y confía en que Guillermo Cañas le confiera lo necesario para volver a crecer.

Publicidad

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter