Delbonis: "No es la muerte pasar de ganar la Davis al repechaje"

Habla el héroe final de la primera Copa Davis de Argentina. se sincera sobre los extenuantes y movidos últimos meses y sobre recomponer su futuro tras el éxito.

Federico Delbonis en el ATP de Buenos Aires 2017
Federico Delbonis en el ATP de Buenos Aires 2017

Sobre nadie recayó más presión y sobre todo, más reconocimiento y devoción que en el zurdo azuleño Federico Delbonis tras ganar la primera Copa Davis para Argentina con ese último punto ante Ivo Karlovic. Delbonis habla en una entrevista para La Nación sobre la dificultad de sobrellevar todo ese éxito inesperado y cómo le ha trastocado el inicio de 2017, en el que apenas ha podido carburar tras unos meses intensísimos de muchas celebraciones y resaca más que merecida. Sabe que tiene que recomponerse y pasar página en el buen sentido para que lo mejor que le ha pasado en la vida no se acabe convirtiendo en un lastre.

Apenas ha jugado tres partidos en todo 2017 el azuleño. Perdió en primera ronda del Open de Australia en sets corridos contra Steve Johnson y en Buenos Aires ha jugado el que es tan solo el segundo torneo de la temporada, cediendo en segunda ronda con el portugués Joao Sousa. Los efectos de ser el héroe de Argentina se han sentido y mucho. "Me costó mucho las semanas posteriores. Me costó cortar la excitación que tenía. Recién estoy comenzando a bajar la adrenalina. Tras el Open de Australia conseguí calmarme y pasar página. Ahora toca 2017, el 2016 fue lindo, pero ya se acabó", reconoce Delbonis, al que la desmesurada fama y aliento de los suyos tras tamaño logro, le pilló, como es lógico, en fuera de juego.

"Fue una verdadera locura diciembre. Lo que vivimos por ganar la Copa Davis fue a la manera de un Mundial. Se necesita aprender de ello, vivirlo y saber cómo manejarlo. El único de nosotros que pudo sobrellevar todo eso fue Juan Martín (Del Potro), ya que ya había tenido mucha exposición tras ganar el US Open", explica Fede Delbonis, que relata algunas de esas situaciones en las que el ser demasiado famoso se vuelve en tu contra. "La gente no entiende algunos momentos de intimidad. Me piden fotos de cualquier forma y demasiadas veces. Me dan las gracias como si fuera un salvador", cuenta el argentino.

Delbonis se ha rodeado de un magnífico grupo de profesionales a su alrededor, propio de todo un top ten del circuito. Al frente de ese grupo está Gustavo Tabernini que relata cómo fue necesario que el zurdo azuleño parara debido a un sobreestrés muy preocupante. "Le hicimos controles y le detectamos un nivel de estrés que más allá de lo deportivo pasaba a lo extra deportivo. Los parámetros nos indicaban que no estaban en condiciones de seguir compitiendo. Corríamos el riesgo de provocar algo que no queríamos en él. Por eso no jugó la serie frente a Italia", reconoce y cree que la derrota y el tener que jugar por la permanencia es algo que no hay que demonizar. "No es la muerte pasar de ganar la Davis al repechaje".

Delbo admite que no estaba listo para jugar y que tampoco hubiera cambiado mucho la resolución de la serie su presencia en ella. "No me encontraba en condiciones para jugar como es debido. Me supone mucho estrés estar seis o siete horas en la silla esperando a jugar mientras apoyás a tu compañero y luego te levantas contracturado, teniendo que disputar el partido más importante", explica un Delbonis que ahora, pasado el huracán, quiere recobrar la normalidad y encontrar de nuevo sus sensaciones habituales. "Mi idea es darle más importancia al circuito que al propio ranking. Centrarme en mi nivel y sostener la concentración durante muchas semanas. El tema del ranking puede llevar a ponerme una presión que no quiero", termina el artífice final del hecho más importante en la historia del tenis argentino.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter