Pablo Carreño: “Si juego bien puedo ganarle a cualquiera”

El español admite que está “sacando el juego que tenía dentro” y siendo más valiente en la cancha de tenis. Pasa por su mejor momento y no se esconde.

Pablo Carreño es un claro ejemplo de lo que significa la confianza en el tenis. El gijonés está viviendo el mejor momento de su carrera profesional siendo el 25º del mundo y la actual tercera raqueta de España. En estos momentos, se encuentra en Buenos Aires para disputar su cuarta edición del Argentina Open, un torneo negro en su currículum, ya que nunca pudo ganar ni un solo partido. Sin embargo, la edición del 2017 le llega en el instante preciso y el propio tenista tiene el feeling de que puede hacer grandes cosas.

“Llego con sensaciones positivas. No he conseguido pasar una ronda aquí, pero creo que este año puede ser diferente a los anteriores; con el nivel que estoy teniendo y una mayor fortaleza en lo mental, voy a intentar dar lo mejor de mí”, confiesa Carreño en una charla con el Argentina Open.

Carreño despuntó en el 2016, se hizo fuerte y competitivo contra los mejores tenistas del planeta. “Vengo jugando algo más agresivo y mejoré el servicio, cualidades que valen mucho en pista rápida”, admite el español. “El cambio que hice me ha hecho mejor jugador, me lleva a atreverme más que antes a sacar el juego que tenía adentro, a confiar en que si juego bien puedo ganarle a cualquiera”, agrega.

Pablo cambió su forma de pensar y de creer en sus posibilidades. Un hecho que le generó la confianza necesaria para no achicarse en ninguna situación ni ante ningún adversario. Algunos de los puntos más importantes para su tenis, según él, son: “Estar todo el partido ahí, jugar cada punto, ser positivo todo el rato es muy importante. Yo confío en mí hasta el final”, dice.

Pese a su gran momento de forma, el español considera sin dudarlo que todavía tiene margen de mejora. “Por supuesto que puedo mejorar cosas para estar más arriba, físicamente estoy más maduro, y eso me va dando más consistencia en el juego. Intentar ser agresivo, jugar los momentos importantes bien, con el paso del tiempo se puede ir mejorando todo”, reflexiona el tenista de 25 años.

Rafa Nadal, David Ferrer o Roberto Bautista Agut son algunos de los ejemplos y espejos más reales que tiene el gijonés para poder seguir creciendo a nivel profesional. “Yo voy a intentar meter presión a los de arriba para intentar ser como ellos, los abanderados de España y llevar al país a lo más alto, sea en la Davis, sea en los torneos del circuito”, admite.

El español es el 25º del ranking mundial pero mira para arriba, sobre todo a los diez mejores del planeta. “Los resultados son importantes para acercarme al top ten, primero al top 20, que no estoy tan lejos, y luego iremos viendo. Si los resultados acompañan, al final del año estaré cerca del objetivo”.

Comentarios recientes