Lleyton Hewitt: "Si Tomic continúa con su padre cerca, no alcanzará su nivel"

Lleyton Hewitt habló de la ausencia de Bernard Tomic en el equipo de Copa Davis y señaló a su padre como responsable de sus problemas.

La polémica está servida. No ha de resultar sencillo ser el líder de un tenis australiano en el que sobra talento pero también actitudes poco constructivas. Lleyton Hewitt está haciendo un auténtico ejercicio de inteligencia emocional y empatía para intentar erigirse en el líder espiritual de jóvenes promesas y reconducir el camino de Nick Kyrgios y Bernard Tomic. El primero de ellos parece estar comprometido con el equipo de Copa Davis y se siente muy a gusto en ese ambiente.

Sin embargo, el de Adelaida no ha podido resistir la tentación de referirse a la ausencia de Tomic en el equipo, después de que el mismo Kyrgios la criticara. Los periodistas buscaron en rueda de prensa las cosquillas de Hewitt, y vaya si las encontraron. "La ausencia de Bernard ha sido muy frustrante para todo el equipo, y en especial para mí", comenzó diciendo el que fuera número 1 del mundo, en declaraciones recogidas por Fox Sports Australia.

John Tomic

"Llevo casi dos años trabajando muy duro con Bernard para intentar que mejore su tenis, pero me resulta muy frustrante ver cómo la influencia de su padre tanto dentro como fuera de la pista es muy grande", soltó Lleyton antes de sentenciar a John Tomic como una mala influencia. "Mientras esto siga siendo así, Bernard no va a poder alcanzar su mejor nivel". El capitán del equipo de Copa Davis fue cuestionado sobre si había hablado de ello con Tomic.

"Yo se lo he comentado y él parece entenderlo y sabe que su progresión depende de lo que decida, pero Bernard tiene mucha presión", dijo Lleyton, cargando toda la responsabilidad a John Tomic. "Es una persona muy dura, demasiado, tanto en el circuito como fuera, y tiene mucha influencia sobre Bernad, lo que le genera mucha presión y a veces hace que se hunda".

Bernard y John Tomic

Hewitt no tuvo reparos en hablar de Nick Kyrgios, y se refirió especialmente a su derrota ante Andreas Seppi en el Open de Australia 2017. "Fue decepcionante la manera en que perdió, pero fue algo más un accidente mental que otra cosa. Perdió la concentración durante una hora y luego siempre cuesta volver. Llegó a tener una bola de partido y fácilmente pudo haber ganado. Si hubiera ganado ese partido, le veía en cuartos de final", declaró un Hewitt mucho más condescendiente con Nick.

Lleyton quiso restar presión a un Kyrgios al que aún ve en pleno proceso de formación como tenista y persona. "Empezó la temporada con muchas expectativas y eso le puso una gran presión. Todavía está aprendiendo y llegará el día en que esté preparado para algo grande". La valoración de la semana en la concentración del equipo australiano es muy positiva para el capitán del equipo aussie. "Creo que cuando él está a gusto en el ambiente de entrenamientos y se encuentra feliz, todo su potencial fluye enseguida. Está siendo genial trabajando con Kyrgios estos días"

Lleyton Hewitt y Nick Kyrgios

Cara y cruz de dos de los tenistas más díscolos del circuito que traen de cabeza a Hewitt, pareciendo imposible que las cosas les vayan bien a los dos simultáneamente. El reto que tiene Lleyton por delante es mayúsculo, pero mientras espera a Tomic, puede tirar con garantías de Jordan Thompson para el equipo de Copa Davis.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes