El tenis hace historia en la televisión española

La final del Australian Open 2017 supuso un récord absoluto para las cadenas que tenían los derechos. Dos millones de personas siguieron el tenis en España.

Federer y Nadal, en la final del Australian Open 2017
Federer y Nadal, en la final del Australian Open 2017

Roger Federer y Rafael Nadal hicieron vibrar a todo el mundo con la histórica final que disputaron el domingo en Melbourne. En España, el partido entre las dos leyendas del tenis mundial supuso un hito histórico en la televisión, ya que alcanzó un 30% de share en su emisión.

La final del Open de Australia 2017 se convirtió en la emisión más vista de la historia de Eurosport España, canal que tuvo los derechos íntegros del torneo. El partido logró congregar en el canal de pago a 663.000 espectadores, lo que supone un 24,8% de share entre abonados a la televisión de pago y un 10.3% de cuota entre el total de espectadores. Números que marcan el récord absoluto de la cadena en España.

Pero en España había dos opciones para verlo de forma oficial: en Eurosport mediante pago, y en DMAX de forma gratuita. Y esta segunda opción la eligieron más de 1.3 millones de espectadores, que lograron el 21% de share, lo que los convirtió en el canal temático más visto del día al cerrar el domingo con un 4,1% de cuota de pantalla.

España se volcó desde el pasado 16 de enero, cuando arrancó el torneo, con el tenis. El torneo tenía diferentes alicientes y la final soñada entre Roger Federer y Rafael Nadal hizo que se superaran todas las expectativas en cuanto a números.

En total, el épico partido retransmitido en directo en DMAX y Eurosport logró sumar más de un 30% de share y 2 millones de espectadores frente a sus televisores. Además, 5,7 millones de personas contactaron en algún momento con el evento a través de alguno de estos canales.



Desde que arrancó el primer partido, las audiencias no dejaron de crecer. El dato promedio de la competición, teniendo en cuenta sólo las retransmisiones en directo, asciende a 42.000 espectadores y un 3.9% share, dato que crece a los 200.000 espectadores en la emisión de la semifinal el pasado viernes y a un 9.4% share entre los abonados al canal de pago.

La final del Open de Australia 2017 se sitúa como la segunda emisión más vista de la historia de DMAX, siendo solo superada por la final masculina de Roland Garros que ganó Rafa Nadal en junio de 2014 con la que DMAX batió su récord histórico al registrar un 2,1 millones de espectadores y un 15,8% de share con la emisión.

Tras la emisión del partido ayer domingo, que se prolongó desde las 9.37 hasta las 13.15 horas, DMAX ofreció la ceremonia de entrega de trofeos del torneo australiano, en la que Federer levantó su quinta copa de campeón en Melbourne, y que fue seguida por 1,4 millones de espectadores (16,3%). Estos resultados hicieron que DMAX fuera líder absoluto de la mañana del domingo al promediar un 17,4% de share en esta franja.



Federer y Nadal en una final de un Grand Slam es sinónimo de éxito asegurado para todo el mundo.

Comentarios recientes