Las sorpresas más positivas del Open de Australia 2017

El Open de Australia 2017 ha dejado noticias muy positivas en el torneo masculino y femino. ¿Flor de un día o inicio de algo grande?

Mischa Zverev en Open de Australia 2017
Mischa Zverev en Open de Australia 2017

Se acabó lo que se daba. Después de 15 días de emociones sin freno, el tenis se para en seco invitando a una profunda reflexión de lo acaecido en el Open de Australia 2017 y sin limitarse a la gloriosa final entre Rafael Nadal y Roger Federer. Y es que de los 128 contendientes que comenzaron el torneo, algunos cumplieron con sus objetivos y otros no, pero sobresalen algunos nombres que mas allá de resultados, dejaron unas sensaciones muy futuras y brotes verdes de cara al futuro.

Torneo masculino

La gran revelación del torneo ha sido Mischa Zverev, no hay duda. Cuartofinalista después de eliminar al número 1 del mundo, Andy Murray, después de no haber logrado pasar de segunda ronda de Grand Slam en toda su carrera profesional. Su juego de saque-red ha cautivado a todo el planeta y ha hecho pensar que aún es posible mantener el tenis clásico y preciosista con efectividad.

Denis Istomin y Daniel Evans han sido los otros matagigantes del evento, y tuvieron el aplomo para ganar partidos después de dar la campanada. El uzbeko se cargó a Djokovic y prolongó sus buenas sensaciones ante Pablo Carreño, llegando a ganar un set a Dimitrov en octavos de final. Su irrupción en el top-100 supone la materialización al trabajo bien hecho. Por su parte, el británico de revés a una mano y polivalencia pocas veces vista, cautivó al mundo con su historia de superación a los 26 años y pudo eliminar a Marin Cilic y Bernard Tomic.

Daniel Evans

Ya en otro esfera pero sin desmerecer en absoluto, es preciso hablar de los veteranos Ivo Karlovic y Radek Stepanek. El croata salió indemne de la maratón del torneo ante Horacio Zeballos, y se plantó en tercera ronda haciendo valer su ránking. Por su parte, el checo superó la fase previa a los 38 años y llegó a ganar un partido en el cuadro final, lo que es una clara demostración de su pasión por el juego.

Tambien ha habido buenas noticias para los jóvenes. Los australianos tienen una ilusión con Álex De Miñaur, Andrew Whittinghton y Jordan Thompson, habiendo logrado ambos ganar un partido en el cuadro final y transmitiendo muy buenas sensaciones. Son dos chicos carismáticos y de espíritu aussie, que tienen un camino esplendoroso por delante si funcionan física y mentalmente.

Álex de Miñaur

No son los australianos los únicos que pueden estar satisfechos con sus jóvenes. Y es que la generación de oro estadounidense comienza a asomar la cabeza. Frances Tiafoe, Noah Rubin y Ernesto Escobedo se clasificaron para la segunda ronda del torneo y dejaron muy buenas sensaciones. Ostentan un potencial que si es pulido con acierto, puede hacerles crecer mucho en los próximos años. El ruso Andrey Rublev, entrenado por Galo Blanco en Barcelona, y el kazajo Alexander Bublik, también dejaron destellos de su talento y se erigen en jugadores a tener en cuenta a medio plazo.

Torneo femenino

Veteranas y noveles han brillado con luz propia en Melbourne. Coco Vandeweghe sobresale entre todas con su juego potente y capacidad innata para encontrar golpes ganadores. La nacida en Nueva York ha encontrado su mejor version, y su puesto en semifinales podría ser el punto de partida para seguir creciendo en base a un esquema de juego claro.Eugenie Bouchard sigue dando señales de resurgimiento y, aunque le esté costando dar el salto, si juega con la concentración e intensidad con la que lo ha hecho en este mes, pronto ascenderá posiciones en el ránking.

Coco Vandeweghe

En cuanto a las más jovencitas, de nuevo Australia tiene motivo de orgullo, con Jaimee Fourlis y, sobre todo, Ashleigh Barty. Son ambas jugadores ilusionantes para el público australiano y que parecen tener mucho tenis en su raqueta. Especialmente destacable es el caso de la segunda, que llegó a dejar el tenis por el cricket pero, por fortuna, ha vuelto a empuñar la raqueta y alcanzó una muy meritoria tercera ronda en el torneo. Fue eliminada por Mona Barthel, alemana de 26 años que se plantó en octavos de final después de pasar la fase previa, y que también da la sensación de que puede ser una jugadora revelación este año.

Ashleigh Barty

Si se habla de veteranas, hay que destacar el nombre de Mirjana Lucic-Baroni. La croata volvió a una semifinales de Grand Slam 20 años después de haberlo conseguido por primera vez, y lo hizo con un juego muy variado e intenso. Se coloca como 29ª del mundo y si sigue jugando a este nivel puede sorprender a cualquiera. También es preciso citar a Lucie Safarova, ya que aunque cayó en segunda ronda, compitió muy bien contra Serena Williams y dejó destellos evidentes de la jugadora que se plantó en la final de Roland Garros 2015.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes