Lüthi: "Roger estaba seguro de que ganaría la final"

El entrenador desde 2008 del campeón de Australia ha destacado su confianza en la final ante Nadal. Jugar agresivo y con más velocidad fue la clave cree.

Severin Lüthi analiza la final de Roger Federer en Australia
Severin Lüthi analiza la final de Roger Federer en Australia

Nadie mejor que Severin Lüthi para analizar lo que fue el 18º Grand Slam en la carrera de Roger Federer. El técnico del suizo desde 2008 y capitán de Copa Davis por el país alpino ha diseccionado importantes detalles de la final del Australian Open ante Rafa Nadal aportando luz y destacando principalmente una cosa: La mentalidad de Federer, su fe ciega en la victoria.

Lüthi ha charlado con los compañeros de Tages Anzeiger y expresado su visión de lo ocurrido en la Rod Laver Arena el pasado domingo en la final 'vintage' entre Roger Federer y Rafael Nadal. "Fue muy importante que el hecho de que Roger jugara agresivo. Nadal no tuvo casi tiempo en los intercambios. El nivel fue increíblemente alto, con 'winners' casi todo el tiempo", ha dicho Lüthi. "Las bolas iban más rápidas que en años anteriores, eso fue una gran diferencia", ha comentado. Para Lüthi, por encima del excelso nivel y gran agresividad de Federer, imperó un factor. "Roger salió a la pista con una idea muy clara. Fue increíble la convicción que tuvo Roger en la final. Estaba seguro de que ganaría", ha asegurado su entrenador.

E insiste en el juego del suizo, que fue distinto al de otras ocasiones, sabiendo modificarlo para sacar ventaja ante Nadal que tenía ante él un bagaje de 8-2 en cemento outdoor. "Pegó increíblemente bien a la bola. Forzó a Nadal a jugar defensivo. No es la primera vez que pasa. Cuando ganó a Nadal en las Finales ATP de 2011 (6-3 y 6-0), cogió la bola muy pronto con el revés y jugó tan bien muy plano. Aunque aquí las condiciones eran diferentes, por lo que no pudo jugar exactamente igual", ha analizado.

El entrenador del helvético ha admitido que prepararon a conciencia el choque ante Nadal, incluso antes de saber que iba a ser él el contendiente por el título. "Le dije a Roger, 'entrena media hora con un zurdo en cualquier caso'. Contra Melzer había tenido dificultades en primera ronda. Así que tocó algunas bolas con Omar Jasika. El viernes vimos el partido de Nadal contra Dimitrov. De principio a fin. No ibas a descubrir nada absolutamente novedoso. Pero fue interesante porque Nadal no juega igual ahora que hace seis o siete años atrás", cuenta Lüthi.

Severin Lüthi puede decir bien alto que siempre confió en Federer. "En noviembre y diciembre sentía que Roger era capaz de cualquier cosa en Melbourne. No veía retrocesos en su preparación y con esa habilidad que él tiene. Lo he dicho durante años: Estaba seguro de que Roger ganaría algún Grand Slam. Al menos uno más", expone Lüthi. Otros no habían sido tan optimistas como él. "Cuando empecé a trabajar con él en 2008, tuvo el problema de la mononucleosis. Ya por entonces algunos se preguntaban si no estaba ya acabado. Ahora en 2017, ha ganado el Open de Australia y los periódicos de nuevo le nombran como el mejor de todos", pone sobre la palestra y con razón su entrenador principal.

Sobre las palabras del propio Federer, destacando el papel de su grupo de trabajo, Lüthi ha dicho: "Intentamos dar el máximo de nosotros. Sabemos en cualquier caso que es el jugador el que tiene que implementar todo. Es fantástico que piense así de nosotros. La victoria eso sí, es suya, algo que le dará mucha motivación en el futuro", confía.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes