Garbiñe Muguruza sucumbe al bombardeo de Vandeweghe

Coco Vandeweghe logró clasificarse para semifinales del Open de Australia 2017 al ganar a Garbiñe Muguruza por 6-4 6-0, en una exhibición de golpes ganadores.

Coco Vandeweghe en Open de Australia 2017
Coco Vandeweghe en Open de Australia 2017

Lo que podía parecer un partido asequible se acabó convirtiendo en una pesadilla. Garbiñe Muguruza no se vio con las armas necesarias para derrotar a una desatada Coco Vandeweghe. No es fácil encontrar jugadoras más incisivas y agresivas que la española, pero la estadounidense elevó el tenis de ataque a un estatus superior, mostrando una tremenda inteligencia a la hora de escoger los golpes.

La sensación de sentirse dominada es siempre desagradable pero mucho más para una Muguruza acostumbrada a llevar la batuta del partido. Desde los primeros compases del partido, la española comprobó que si no conectaba muchos primeros saques iría a remolque, y su incapacidad para hacer daño al resto no contribuyó en absoluto a que cogiera confianza. El resultado fue una exhibición de Vandeweghe, que disfrutó sobre la pista.

Coco Vandeweghe en Open de Australia 2017

Ya en el tramo inicial de encuentro se pudo comprobar que la estadounidense estaba dispuesta a asumir el mando del partido. Metida en pista cuando restaba, Coco presionó sobremanera a una Garbiñe para la que no fue suficiente el 55% de primeros saques con el que jugó. Tuvo que afrontar situaciones adversas en casi todos los juegos al saque, y acabó sucumbiendo a la novena oportunidad.

El verse presionada en todo momento y no tener ni un resquicio para equilibrar el marcador, fue muy duro para Muguruza. La española no encontró su ritmo en ningún momento, y ni siquiera cuando se establecía un intercambio de fondo de pista era capaz de imponer su nivel. La estadounidense cuidó a la pelota más de lo que acostumbra, golpeando de manera muy natural e imprimiendo efectos que no rebajaban la potencia de sus golpes pero sí el riesgo asumido.

Garbiñe Muguruza en Open de Australia 2017

El segundo parcial fue una exhibición absoluto de Vandeweghe, crecida por su buen hacer en la primera manga. Las estadísticas reflejan la confianza de la residente en San Diego, que acabó con 31 golpes ganadores y tan solo 20 errores no forzados. Garbiñe se vio consumida por la impotencia e hincó la rodilla, siendo incapaz de hallar soluciones sobre la marcha.

A sus 25 años, Vandeweghe alcanza por primera vez unas semifinales de Grand Slam, habiendo sido su mejor resultado hasta el momento los cuartos de final de Wimbledon 2015. Se enfrentará a su compatriota Venus Williams, en lo que será un duelo generacional entre dos pistoleras del circuito WTA. Por su parte, buen balance para Garbiñe Muguruza, que no ha de verse empañado por un partido pluscuamperfecto de su rival.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes