Será el día de Tommy Haas

Tommy Haas vuelve a las pistas tras casi un año y medio sin competir. A sus 38 años, será uno de los grandes protagonistas del día en Melbourne

Tommy Haas
Tommy Haas

En este Open de Australia que recién ha comenzado, únicamente cinco jugadores del maindraw han sido número 2 del mundo. A priori, poniéndose a pensar, cuatro de ellos vendrían muy rápido a la mente: Federer, Nadal, Djokovic y Murray. ¿El quinto? Debuta hoy y tiene 38 años, no juega desde octubre de 2015 y ha pasado por nueve cirugías. Entre otras muchas cosas, el segundo día de competición es el de Tommy Haas. El alemán quiere seguir jugando y en unas horas comenzará a hacerlo posible ante el francés Benoit Paire.

Ver Tenis en directo

Retransmisión en directo

00:00 / 90:00
Ver Tenis en directo
  1. Inicia sesión o Regístrate
  2. Abre el reproductor de streaming y selecciona el deporte.
  3. Ver el partido online, bet365 ofrece más de 100.000 eventos en vivo al año.
Antes de unirte a bet365 con el fin de ver el partido o cualquier otro evento vía emisión en directo, comprueba con bet365 si, dependiendo de tu lugar de residencia, puedes ver la emisión del evento en directo. Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos.

Una necesidad. Así lo transmite Haas desde el día que comenzó la rehabilitación tras la intervención en uno de los dedos de su pie, a finales de 2015. Tommy Haas necesitaba volver a experimentar la sensación de competir, de viajar, jugar y estar sano sobre la pista. Para un tipo que, desde que cumplió 30 años, no ha parado de visitar el quirófano, cuya edad y achaques le han avisado de que el esfuerzo quizás no recompense, volver ha sido su principal motivo. No hace mucho, con 35 años, fue número 11 del mundo, aguantó como top-20 a la edad de 36, y ahora, número 466 del ranking, aquí está otra vez.

Una frase. "No hay ninguna duda en mi mente. Lo voy a intentar. Lo intentaré hasta que no pueda caminar". Verbalizar, compartir y dar forma con palabras a lo que se siente allana el camino hacia el objetivo que se persigue. Con extrema expresividad y rotundidad, el alemán dejaba atrás cualquier duda, la que todos tienen cuando una lesión lo detiene todo. En el caso de Tommy, cirugía tras cirugía, en zonas diferentes, sumando meses y meses de recuperación.

Una duda. Su nivel competitivo. No es sólo el tiempo de parón, regresar en un torneo jugado al mejor de cinco sets y que el físico, a nivel de resistencia y fuelle, no aguante, sino cómo responderá su cuerpo ante la velocidad a la que se juega hoy. Impecable en sus apoyos y excelso técnicamente, Haas nunca fue un jugador dotado de gran potencia, pues necesita de su movilidad para impactar bien y cambiar de ritmo en todo su tenis, variado y ofensivo, traído desde los años 90.

Una certeza. Todo le compensará. A nivel emocional, Haas será una de las historias del torneo, uno de los jugadores más queridos, seguro, en cada minuto en pista que pase en Melbourne y en posteriores lugares y fechas. La empatía y afecto que suele sentir el aficionado ante situaciones como las del germano se añadirán a su vuelta como una razón fundamental para valorar el sacrificio realizado. Comienza el día de Tommy Haas.

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter