Angelique Kerber: “No quiero ponerme mucha presión”

La número uno del mundo defiende título en Australia pero no quiere sentir el agobio de la expectativa. “Es un desafío nuevo para mí”.

Doce meses después de coronarse en el Open de Australia, Angelique Kerber regresa al lugar del crimen, allí donde dejó a Serena Williams con las manos vacías mientras ella se apuntaba su primera Grand Slam. Luego siguió brillando a lo largo de toda la temporada, pero ahora ya estamos en un dial nuevo. El 2017 no ha empezado de la mejor manera para la germana que, sin tiempo para más, buscará defender esos 2.000 puntos que pone en juego durante los próximos quince días.

“Imposible imaginarlo”, asegura Kerber haciendo mención sobre su título el pasado enero. “Es decir, han cambiado muchas cosas, especialmente aquí desde el año pasado. Ese fue mi gran avance, todo comenzó aquí. Así siempre es bueno estar de vuelta, en realidad. Tengo muchos buenos recuerdos. Es muy bueno comenzar el primer Grand Slam del año aquí en Melbourne, estaba deseando que llegara este torneo, es muy especial para mí”, confiesa.



“Recuerdo jugar el año pasado sin expectativas, sin nada, simplemente disfrutando de cada partido. Voy a empezar con esta misma sensación de nuevo aquí desde la primera ronda e intentar jugar mi mejor tenis. Es un año nuevo y vamos a ver lo que nos trae”, valora la de Bremen, que intentará seguir el mismo camino que en 2016.

Esta vez, claro, lo hará vestida de máxima favorita, de principal candidata al trono. “Por supuesto, es un poco diferente respecto al año pasado. Pero creo también que me he acostumbrado a ello en los últimos meses. Es un nuevo reto para mí, eso está claro. Pero estamos ante un nuevo torneo, empezando de cero aquí. Tengo que estar lista desde la primera ronda y no ponerme demasiadas expectativas y presiones sobre mí misma. Es decir, voy a tratar de hacerlo como el año pasado. Esa fue la fórmula de mi éxito”.

Un número 1 que atrapa y que también da sus dolores de cabeza. “Sienta bien pero también conlleva una gran cantidad de presión. Tienes muchas más cosas que hacer, es decir, el programa a lo largo del día es un poco más estrecho que hace doce meses. Pero al final, es sólo un número antes de mi nombre. Voy a tratar, por supuesto, permanecer el mayor tiempo posible allí, aceptar este nuevo reto. Creo que estoy listo para el desafío, vamos a ver cómo puedo lidiar con eso”, señala la alemana.

Eso sí, el comienzo de año no ha sido bueno: una victoria y dos derrotas. "No estoy pensando ahora en que si no jugué tan bien en los dos últimos torneos. Estoy aquí para estar lista de nuevo desde la primera ronda. Esto es todo lo que estoy buscando ahora. Estoy tratando de hacer, simplemente, todo muy sencillo, sin complicaciones, siendo fiel a mis rituales. Voy a la cancha, hago mis entrenamientos, exactamente igual que en los últimos años”, concluyó en rueda de prensa.

Comentarios recientes