Nadal no puede con un brillante Raonic

Milos Raonic logró deshacerse de Rafael Nadal en los cuartos de final del ATP 250 Brisbane por un marcador de 4-6 6-3 6-4.

888sportCuota + 200% en tu primer pronóstico de Roland Garros. Más info...
Rafael Nadal en Brisbane
Rafael Nadal en Brisbane

Es uno de los duelos llamados a erigirse en un referente en esta nueva etapa. Lo que algunos denominarían como una "transición dulce", ya está en marcha en el circuito ATP, con nuevas generaciones dispuestas a desbancar a los más grandes de la historia de la cúspide del tenis mundial. Si hace unas fechas Alexander Zverev ganaba a Roger Federer en la Copa Hopman, en esta ocasión fue un alumno ya aventajado, como Milos Raonic, el que dio un golpe sobre la mesa, venciendo a una leyenda viva como Rafael Nadal.

Se enfrentaron hace apenas una semana en Abu Dhabi, donde el español salió victorioso, y durante muchos tramos del partido pareció que la historia se repetiría en Brisbane. Sin embargo, el canadiense eludió situaciones de máxima presión en el segundo set, y neutralizó la inexorable lucha hasta la extenuación del balear.

Rafael Nadal en Brisbane

El partido comenzó con un dominio claro de Nadal, muy intenso desde el fondo de pista y encontrando soluciones al resto. Raonic se precipitó sobremanera a la hora de subir a la red, y se vio muy presionado por los habituales passings shots del español. El de Manacor hizo el break mediado el primer saque, con la inestimable ayuda de un Milos que cometió tres dobles faltas en un mismo juego. Tuvo un gran aplomo el español para mantenerse liderando el marcador, llegando a salvar una bola de break.

Sin embargo, durante la segunda mitad del primer set ya dio señales de clara mejoría el nacido en Podgorica, que confirmaría en la segunda manga. El duelo se equilibró tremendamente, con un Raonic algo acelerado pero mucho más preciso, mientras que el español jugaba profundo y estructuraba jugadas intentando ser agresivo. Ese paciente trabajo le reportó la posibilidad de romper el saque al canadiense mediado el segundo parcial, pero Raonic tuvo un gran aplomo para salvar sendas oportunidades, jugando a las líneas y demostrando su madurez. El joven Milos logró la rotura en el octavo juego y se creció viéndose con saque arriba y cerró la segunda manga con brillantez.

Milos Raonic en Brisbane

Fue un golpe moral para Rafael el ver cómo se le había escapado un set que por momentos pareció en su mano. Lo acusó al entregar el saque en el juego inicial del set, lo que fue una losa demasiado pesada. Nadal lo intentó todo y llegó a tener una bola de break en el cuarto juego, que fue levantada por Raonic a base de primeros servicios y mucha calma a la hora de buscar golpes ganadores. La remontaba parecía que se fraguaba en el quinto juego, cuando el español levantó un 0-30 en contra y soltó sus clásicos gritos de "¡Vamos!".

El servicio de Raonic fue carburando a medida que avanzaba el encuentro, hallando más velocidad en sus tiros y superando la veintena de saques directos. Poco pudo hacer Nadal para inquietar al canadiense cuando éste sacaba, viendo cómo su ligero despiste al inicio del set definitivo le costaba demasiado caro. El español luchó hasta el final y puede irse con la cabeza alta y la satisfacción de haber practicado un tenis de muchos quilates. Raonic buscará la final del torneo ante Grigor Dimitrov, que se impuso a Dominic Thiem.

LA APUESTA del día

Patrocinado:

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter