La Copa del Café, un torneo que pisaron los maestros del tenis mundial

En Costa Rica se disputa esta semana uno de los mejores ITF del mundo. Federer, Del Potro o Azarenka, entre otros, participaron del evento. 

El tenis no es el deporte número uno de Costa Rica, ni mucho menos, pero esta semana es el que acapara todos los focos informativos del país. Televisiones, radios, prensa escrita y digital están volcados con el mayor evento tenístico que se realiza a lo largo del año en Centroamérica. Se llama la Copa del Café, tiene 53 años de historia, es un Grado 1 de ITF, la categoría más importante tras los Grand Slams y los Grado A (solo 5 torneos durante la temporada), y se respira un ambiente de torneo prestigioso y emblemáticos como si de un ATP 500 se tratara.

“En este certamen se juega el mejor tenis juvenil del mundo. Es muy probable que muchos de estos jugadores den el gran salto a la élite mundial, aquí podría estar el próximo Roger Federer”, explica Luis Esteban Fernández, presidente del torneo. Y cuando Fernández habla lo hace con razón y orgullo.

“La Copa del Café es uno de los mejores torneos de tenis mundial juvenil. Es de ITF Grado 1 pero tiene el ambiente y emoción de los torneos Grand Slam y Grado A juveniles que se celebran anualmente, y al cual acuden los mejores tenistas juveniles del mundo”, explican desde la organización a Punto de Break.

El torneo tiene cobertura exclusiva de televisión a lo largo de toda la semana. Desde la primera ronda, cada día, se le dedican más de 8 horas de tenis en directo por el canal TD+, propiedad de la cadena privada Teletica, la más importante del país.

La Copa del Café se disputa en el Costa Rica Country Club, el club más selecto de todo Costa Rica. Con una ubicación privilegiada en el exquisito barrio de Escazú, rodeado de palmeras y entre los lagos de la cancha de golf, las canchas de tenis y las diferentes piscinas, el Country Club, que alberga desde hace años el torneo de tenis más importante de la región, exige la compra de una acción valorada en torno a los 45.000 dólares para ser socio. Pero la adquisición de la acción no garantiza ser miembro del club: antes hay que pasar el filtro de la Junta Directiva, venir avalado por otros socios y tener un estatus social y un respaldo económico que sea acorde al resto de miembros. La cuota mensual de mantenimiento para los socios ronda los 200 dólares. El torneo, como es de esperar, se envuelve en el máximo glamour posible.

Por la Copa del Café pasaron tenistas de la talla de Roger Federer, Juan Martín del Potro, Guillermo Vilas, Marcos Bagdhatis,Tommy Haas, Bjorn Borg, Marin Cilic, Ivan Lendl, Victoria Azarenka, Dominika Cibulkova, Andrea Petkovic o Monica Puig, entre otros. Las grandes estrellas del pasado y el presente del tenis mundial pisaron las canchas del Costa Rica Country Club, como ahora lo hacen las promesas del futuro.

En la 53º edición del torneo compiten, precisamente, tenistas llegados de 53 países diferentes. Cerca de 300 deportistas se dan cita en el club para disputar las categorías Sub-18 y Sub-14. El argentino Francisco Vittar, actualmente número 35 del ranking mundial ITF y primer preclasificado del cuadro masculino de individuales, protagonizó la sorpresa negativa del torneo al caer en primera ronda.

En las mujeres, la estadounidense Ellie Douglas es la principal rival a vencer para el resto de tenistas. A sus 16 años de edad es la mejor sembrada del certamen, tiene un futuro prometedor por delante y se ubica en el puesto 19º del escalafón mundial. Desde la organización comentaron que en los chicos el corte se hizo en los mejores 400 del mundo y en las chicas hubo más margen: entre las 700 mejores.

Costa Rica, pese a que vive la semana de la Copa del Café como el gran evento deportivo del año, vivió un lunes negro. Todos los representantes del país perdieron en primera ronda en la categoría Sub-18. “Los ticos son súper buenos, pero no podemos comparar a muchachos que se dedican a jugar tenis de lunes a domingo (en referencia a los extranjeros) contra los nuestros que no tienen esas condiciones. Sin embargo, son muy buenos, lo que pasa es que los internacionales tienen más experiencia y rodaje”, agregó Luis Esteban Fernández.

A pesar de las caídas ticas, el torneo sigue siendo todo un show para los aficionados. Cada día llenan la cancha central, con capacidad para 2.000 personas, los restaurantes al lado de las piscinas están repletos, el VIP se empapa de celebridades que comen y beben mientras disfrutan de buen tenis y los stands de los patrocinadores (Coca Cola, Ford, Mercado de Valores, Claro, Gatorade, Credomatic, entre otros) ofrecen actividades y productos para todos los gustos.

La Copa del Café, toda una institución en Centroamérica y un torneo de alto perfil internacional, se ha convertido con el paso de los años en una de las mayores vitrinas para las jóvenes promesas del tenis mundial. Las estrellas del mañana son las que esta semana compiten en el país de la “pura vida”.

Comentarios recientes