Año nuevo, misma vida para Muguruza

Garbiñe necesitó de casi tres horas para deshacerse de Stosur y llegó a estar a muy poco de salir derrotada en su primer partido de 2017.

Garbiñe Muguruza necesitó de tres sets y casi tres horas de partido para pasar a segunda ronda en el torneo de Brisbane y derrotar a la local Samantha Stosur por 7-5, 6-7 y 7-5. Las sensaciones que deja la hispanovenezolana no son del todo buenas, con los mismos puntos débiles que ya le vimos en la segunda mitad de la temporada pasada. Daria Kasatkina será su rival en segunda ronda.

Comienza el año y vemos a una Muguruza para nada distinta a la que vimos sufrir los últimos meses de competición de 2017. Con las mismas lagunas mentales, el poco rigor táctico en su juego y basándolo todo en esperar que sus zambombazos desde el fondo aterricen dentro de la pista. Si no tiene el día, Garbiñe es capaz de encontrarse un partido muy igualado sea ante la tenista que sea y precisamente Stosur, tenista con mucha experiencia y 21ª del mundo, no es una jugadora ante la que puedas especular.

El primer set fue un auténtico pulso entre las dos. Una primera manga donde los saques dominaban y decidido por pocos detalles y donde sí es cierto que llegamos a ver momentos de gran tenis con muy buenos puntos por ambas partes. Tuvo que ser una doble falta de la australiana la que entregara el set a Muguruza, cuando parecía que todo se iba a ir al tiebreak. La segunda manga transcurre por los mismos derroteros aunque el cansancio empieza a hacer mella en ambas y es más común ver más errores y algún que otro break aunque en esta ocasión, sí que íbamos a tener un desempate en el que Sam fue tremendamente superior.

El reloj pasaba de las dos horas y Muguruza tenía ya su primera maratón nada más comenzar el año. Es en este comienzo de tercer set donde vemos a la peor versión de la hispanovenezolana. Errores de bulto y encadenación de fallos uno detrás de otro. Nada más empezar, Stosur se coloca con break arriba y deja en una posición complicada a Garbiñe, que conforme pasan los puntos empieza a sentirse más frustrada y un segundo break de la australiana rondó por el aire pero Muguruza supo aguantar el tirón.

Esto tendría su recompensa para ella ya que a pesar de haber caminado sobre el alambre, es capaz de volver a encontrar la luz dentro de la oscuridad en la que se encontraba y tras una charla de Sumyk, logra romperle el saque a Stosur y colocarse incluso a un juego de la victoria. Con 5-6 para la hispanovenezolana, Sam salvó una pelota de partido y cuando tenía todo a su favor para rematar una pelota en la red a pista vacía, Stosur se tensionó y dejó la bola en la red, otorgando así la victoria a una Muguruza que apenas celebró su pase de ronda.

Garbiñe ganó, sí, pero deja la sensación de que se juega sus partidos prácticamente a un cara o cruz y por lo visto hoy, parece que sigue y seguirá por los mismos derroteros en este 2017. La parte buena, es que supo remontar una situación complicada, algo que le costó mucho hacer en 2016. Año nuevo, misma vida (de momento) para Muguruza.

Comentarios recientes