Paula Ormaechea: "El resurgir de Del Potro me hace seguir soñando"

Paula Ormaechea repasa su trayectoria profesional de los últimos años, lastrada por las lesiones y anhela su regreso al top-100.

Paula Ormaechea
Paula Ormaechea

Argentina ama el tenis y es un país exigente con sus deportistas. La aspiración siempre es estar en lo más alto, algo que se resiste a ocurrir en un tenis femenino que transita por un desierto de jugadoras destacables en los últimos decenios. La sombra de Gabriela Sabatini es alargada pero se prolonga demasiado en el tiempo, sin atisbar una tenista capaz de emular o al menos aproximarse, a las hazañas de la carismática bonaerense, ganadora del US Open en 1990 y finalista de Wimbledon en 1991.

Una joven se abrió paso en el deporte de la raqueta con fuerza, y contando apenas 20 años, logró situarse en el puesto 59 del ránking WTA. Ella fue Paula Ormaechea. Actualmente, la nacida en Sunchales intenta reinventarse tras haber tenido que superar graves lesiones y haber llegado a ver peligrar su continuidad sobre las pistas.

Paula Ormaechea en 2014

"El 2016 fue un año de cambios y mucho aprendizaje, en el que mejoré cosas a nivel personal y tenístico", dice Ormaechea haciendo balance del 2016, en unas declaraciones recogidas por La Nación, Ormaechea ocupa actualmente el puesto 412 del ránking WTA, algo que solo se explica por sus lesiones. "Todo comenzó con una lesión en el ligamento de la muñeca izquierda. Eso me hizo perder puntos, jugar qualys y tener que disputar torneos ITF, y perdí totalmente el ritmo", señala una Ormaechea con una lesión muy similar a la que mantuvo a Del Potro mucho tiempo fuera de las pistas.

"Es complicado hacer un cambio tan drástico. Pasé de hospedarme en hoteles de lujo a buscarme yo mis hostales. Perdí confianza en mi juego y si no estás fuerte a nivel mental te puedes hundir", reconoce una Paula Ormaechea que aún está a tiempo de hacer borrón y cuenta nueva a sus 22 años.

Paula Ormaechea

"Cuando veo casos como el de Del Potro sigo soñando con alcanzar mi mejor nivel", dijo una Ormaechea lastrada por problemas económicos. "Muchas veces ha jugado con la presión de saber que si pierde no iba a poder jugar el siguiente torneo", confiesa alguien del entorno más próximo a la tenista. "Me preocupa el 2017 porque ha habido una reducción importante de torneos celebrados en Sudamérica", confiesa una Ormaechea muy preocupada por sus finanzas, algo que influye sobremanera en su rendimiento deportivo.

Resulta desgarrador comprobar cómo una tenista de gran potencial y que llegó a estar entre las 60 mejores del mundo, no puede desarrollar su juego por la falta de ayudas institucionales y la mala situación del tenis en Sudamérica, en cuanto a torneos de buen nivel en los que Ormaechea pueda obtener puntos WTA y progresar en el ránking.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter