Elina Svitolina, talento puro con ambición de hacer historia

Elina Svitolina se prepara para asaltar el top-10 con el anhelo de convertirse en el referente histórico del tenis ucraniano.

Elina Svitolina en 2016
Elina Svitolina en 2016

Hay jugadoras que transmiten algo especial, una sensación de grandeza, de aura ganadora aun cuando todavía están en proceso de formación. Elina Svitolina es una joven de 22 años que lleva ya tiempo evolucionando sin pausa pero sin prisa. No es sencillo frenar a un purasangre, contemporizar su esfuerzo y hacer que vaya creciendo poco a poco en sus prestaciones. Eso es lo que la ucraniana está intentando: sostenerse y crecer con racionalidad, prefiriendo dar un paso muy firme que tres titubeantes.

En 2013, la ucraniana como 40 del ránking WTA, en 2014 mejoró quedándose en el 29, en 2015 entró en el top-20 y en este 2016 ha puesto cerco al top-10 terminando el año como 14 del mundo. Siempre en tendencia ascendente, siempre mejorando. Cuatro títulos WTA y tardes de gloria, contemplan a una jugadora aún lejos de su mejor nivel, pero al que llegará si continúa trabajando con la humildad y serenidad con que lo viene haciendo.

Elina Svitolina en 2016

En una era en la que parece haber dos estilos contrapuestos, con pegadoras natas y gigantes con agilidad felina como Karolina Pliskova, Petra Kvitova o Garbiñe Muguruza, y jugadoras de claro perfil contraatacante como Angelique Kerber, Agnieszka Radwanska o Simona Halep, la ucraniana se erige en una tenista total. Capaz de conectar golpes potentes sin precipitarse, de tener paciencia sin ser pasiva, de ponerse el mono de trabajo sin que ello suponga una solución de urgencia.

El 2016 fue el año de su consolidación como una firme candidata a hacer historia. De la mano de Justine Henin, pieza clave en su staff técnico, la ucraniana ha ido superándose a sí misma. Su título en Kuala Lumpur, final en New Haven y cuartos de final en los Juegos Olímpicos eliminando a Serena Williams, se vieron algo ensombrecidos por un rendimiento netamente mejorable en los Grand Slams. Nada como llevarse disgustos para mejorar, reponerse y alcanzar la gloria.

Elina Svitolina en Kuala Lumpur

Elina sueña con algo tangible, y la que terminó el 2016 no es la misma que lo comenzó. Es por ello por lo que ha tomado decisiones importantes, como abandonar su idilio profesional con Iain Hugues y contratar al español Gabriel Urpí. Se las habrá de arreglar sin la compañía de Henin, que parece haber hecho su trabajo y marcharse tranquila al ser consciente de haber pulido a una estrella. "Tuvimos un gran año juntas pero está a la espera de su segundo hijo", explica la ucraniana.

"Mi objetivo ahora es convertirme en el mayor referente del tenis ucraniano de la historia. Quiero superar los registros de Andrei Medvedev", señaló la ucraniana en declaraciones a Fox Sports Australia, haciendo referencia al nuevo capitán de Copa Davis del equipo ucraniano, que alcanzó la final de Roland Garros en 1999 y llegó a ser número 4 del mundo.

La nacida en Odessa ha demostrado a lo largo de su corta carrera, una gran implicación con los problemas de su país y un tremendo sentimiento identitario. Svitolina quiere ser una inspiración para los jóvenes de su país, la cabeza visible de una nación herida pero muy viva y orgullosa. "Ganar a Serena Williams en los Juegos Olímpicos fue muy especial y más porque gané para mi país. Soy parte del éxito de Ucrania en el deporte. Mis triunfos muestran a los jóvenes que si se trabaja duro llegan oportunidades", señaló la joven Elina.

Elina Svitolina y Serena Williams en Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016

Svitolina comenzará la temporada en Brisbane, donde además de su nuevo entrenador, Gabriel Urpí, contará con el apoyo de Thierry Ascione. La ucraniana sabe rodearse y su afán por aprender y tener varias voces que le aconsejen, pone de manifiesto su humildad y ambición. "Estoy muy contenta de estar en Brisbane para calentar motores. Mi objetivo es alcanzar el título siempre que acudo a un torneo", dijo una mujer que habrá de enfrentarse a tenistas como Angelique Kerber, Garbiñe Muguruza, Karolina Pliskova, Dominika Cibulkova y Svetlana Kuznetsova con el mismo objetivo.

Así es una de las perlas del tenis mundial. Elina Svitolina se prepara para salir de las sombras del escenario, y asumir el papel principal. Después de tres años como actriz secundaria, está preparada para recibir todos los focos sobre ella y dar rienda suelta a su talento.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes