“La IPTL tendrá que evolucionar para sobrevivir”

Su director de comunicaciones, Benito Pérez-Barbadillo, asegura que la continuidad de la IPTL no está en entredicho pero admite que necesita un “nuevo plan de negocio”.

El trofeo de la IPTL
El trofeo de la IPTL

La tercera edición de la International Premier Tennis League ha sido realmente desalentadora y bastante pobre en cuanto a atención de los medios y presencia de grandes raquetas. Existió incertidumbre incluso en cuanto a su celebración. Bajas muy sensibles de última hora y que venían a rescatar el torneo como las de Roger Federer y Serena Williams dejaron muy tocado a este evento de exhibición que había revolucionado el concepto de pretemporada en los dos últimos dos años. Su actual director de comunicación y que venía trabajando en el equipo de Rafa Nadal, Benito Pérez-Barbadillo, ha hablado para tennismag.com donde ha comentado acerca de la dificultosa tercera edición del evento y de las opciones de futuro que tienen.

En los dos años previos, la IPTL había sido capaz de reunir en varios enclaves de la geografía asiática a las mejores raquetas del mundo durante los primeros días de diciembre. Un formato novedoso, ameno, con emoción y sobre todo con bastante implicación de los protagonistas. Tenía visos de convertirse en todo un clásico de las pretemporadas que tan extrañas se presentan en el calendario tenístico. El mes de diciembre tenía un interés añadido.

Pero los problemas llegaron en 2016. Hasta última hora no se supo con certeza que se organizaría el evento. Diversos contratiempos económicos se interpusieron en el correcto funcionamiento y proseguir de la IPTL. Al parecer y como cuenta Pérez-Barbadillo, el origen está en los dueños de las franquicias que montan cada uno de los equipos que entran en liza. “El año pasado tuvimos problemas con uno de los propietarios de las franquicias, los Japan Warriors. Resultó ser fraudulento”, cuenta. “Derivó en problemas financieros para nosotros y tuvimos que sobreponernos. Y es que no podemos comprobar con certeza la situación económica de los propietarios de nuestras franquicias. Son propiedad de sus dueños. Por tanto, no es nuestra culpa lo que ha ocurrido”, afirma Benito Pérez-Barbadillo.

Los problemas no solo afectaron a la edición de este año con la consiguiente incertidumbre sobre su celebración y el cuadro algo escaso de jugadores de renombre. También se notó en los cobros a los que participaron el año anterior. Varios tenistas se han quejado por cobrar seis o siete meses después del evento. “La respuesta ante esto es más que evidente si tenemos en cuenta la situación de fraude en la que nos vimos envueltos”, cuenta el director de comunicación de la IPTL.

Pérez-Barbadillo en cualquier caso es optimista con respecto al futuro de la competición, cree en el formato y en la implicación de los grandes jugadores. “Muchos pensaron que no seríamos capaces de recuperarnos pero aquí estamos. Los jugadores han disfrutado de la tercera edición, el formato de equipos tiene éxito. Las audiencias de televisión y la respuesta de los aficionados han sido muy positivas”, recalca. “Tenemos un compromiso verbal con Roger Federer y Serena Williams para los próximos años”, subraya Pérez-Barbadillo que por otro lado no oculta la necesidad de la IPTL de renovarse para no morir.

“La IPTL tendrá que evolucionar para sobrevivir, creemos en su futuro. La agencia de auditoría KPMG, que trabaja con nosotros, nos ayudará a construir un nuevo plan de negocio para ser más fiables económicamente en el futuro”, afirma.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes