Al rescate de Verdasco

Nacho Truyol arranca en 2017 su tercera etapa al frente del jugador madrileño. “Con el tenis que tiene Fer debería estar mínimo top30”.

Fernando Verdasco celebrando una victoria esta temporada
Fernando Verdasco celebrando una victoria esta temporada

Nacho Truyol (Madrid, 1973) regresa al circuito ATP para dirigir por tercera vez como entrenador a Fernando Verdasco. Con él dio los primeros pasos en el profesionalismo, escalando del puesto 250º al 32º en tan solo dos años. Se dieron una segunda oportunidad en 2013, con el madrileño cerrando el curso dentro del top25. En total, casi cuatro temporadas de la mano, aunque el técnico conoce a su pupilo desde que éste golpeara sus primeras bolas en La Cañada con apenas cuatro velas sopladas. En 2017, un tercer capítulo a la relación, una tercera aventura que confirme que Verdasco todavía tiene un discurso de garantías para competir con los mejores del vestuario. ¿Será ésta la vencida? El capitán del barco se sienta con Punto de Break para responder.

Con 33 años y camino de su decimosexta temporada como profesional, ¿en qué momento se encuentra ahora mismo Fernando Verdasco?

Creo que todavía le pueden quedar unos cuantos años de carrera, ha madurado mucho en los últimos tiempos y ahora está muy estable en lo sentimental. Esto nos ayudará bastante respecto a otras épocas. Yo no confío en varitas mágicas ni en fuerzas extraterrestres, al final los resultados vendrán según el trabajo que yo consiga sacarle. Mi objetivo principal con Fer es trabajar mucho. Lo que me gustaría tener con él es una línea más regular, que es lo que le ha fallado muchas veces. Va a depender todo del trabajo y el esfuerzo, veremos hasta dónde podemos llegar.

Empezáis el año dentro del top50. No está mal pero podría ser mejor. ¿Os marcáis algún objetivo de clasificación en 2017?

Ya sabes que a los entrenadores no nos gusta mucho hablar del ranking, más que nada porque a él esto le presiona de manera sustancial. En la última etapa que estuvimos juntos él tenía grabado en la cabeza volver al top10, pero para eso hay que ir subiendo poco a poco, ahora estamos 43º. Si me pides algo más específico, creo que cualquier cosa que sea estar por debajo del top30 me parecería una mala temporada. Con el tenis que él tiene debería estar mejor situado, luego ya buscaremos objetivos mayores.

Hay gente, entre la que me incluyo, que no olvidamos aquella época entre 2008 y 2010 donde vimos la mejor versión de Verdasco. ¿Qué pasó para que no tuviera continuidad?

Siendo objetivo, esta respuesta va a ser complicada contestarla. Yo te puedo hablar de los años que estuve con él; esos que no estuve, pues supongo que trabajaría mejor, estaría más competitivo y sería más estable. Lo que sí te puedo hablar es de mis años, de nuestra última etapa, acabamos 23º del mundo pero tuvo bastantes lesiones que le mermaron, tuvimos varias cosas en contra. Hoy en día el tenis está muy difícil, para estar entre los top10 hay que tener un nivel altísimo.

Dicen los expertos (no todos) que si juntamos a todos los jugadores de esta maravillosa generación, Fernando siempre fue el que más potencial tenía. Incluso por encima de Nadal. ¿Compartes esta opinión?

Es cierto que Fer tiene muchísimo potencial, siempre lo ha tenido, pero Rafa Nadal es Rafa Nadal, el jugador más importante de la historia del tenis español. Comparar a cualquier jugador con él, por muchas cualidades que tenga, parece una locura. La fortaleza de Rafa reside en la capacidad mental que tiene. Entiendo que la gente piense que, debido a su potencial, Fer debería estar más arriba pero cada jugador es como es.

Estamos ante un jugador que en un día bueno puede ganarle a cualquiera y al día siguiente caer contra el 120º del mundo. Como si huyese de la regularidad.

Tienes toda la razón, mucha gente piensa eso. Como ya te he dicho antes, mi trabajo va a estar completamente enfocado al trabajo, al sacrificio y a la regularidad. Yo recuerdo el último año que estuve con él perder solamente una vez con un jugador por debajo de nuestro ránking. Al final eso es lo que te hace acabar el año número 23: tener un buen esquema de juego, estar rápido de piernas y muy estable de cabeza. El potencial sabemos que lo tiene, ahora hay que encajar todas las piezas para que vayamos todos en la misma dirección.

Te brindo un dato para reflejar un poco la cuestión anterior. En toda su carrera, Verdasco ganó en 22 ocasiones a un top10. En 20 de ellas, perdió el siguiente partido.

Explicación lógica no tiene. Lo que sí te puedo decir es que la mayoría de jugadores, cuando ganan a un top10, hacen un desgaste físico y mental muy importante. Por ejemplo, cuando Fernando ganó a Rafa en la pista azul de Madrid -ahí estaba con él- te puedo decir que acabó completamente agotado. Luego tuvo que jugar el doble, acabamos tardísimo, sin tiempo para recuperar y al día siguiente le pusieron a las 14:00 de la tarde. Hay muchas cosas detrás que la gente no sabe, pero yo lo acuso a ese tremendo desgaste emocional que se destinan en esos partidos.

Y eso que no le falta un solo golpe en su arsenal. Sin embargo, el factor mental siempre fue su punto débil. ¿Cómo piensas trabajarlo?

Creo que estamos de acuerdo en que el factor mental siempre ha sido un hándicap de Fernando, dado el alto nivel técnico y físico que tiene. Sabemos que tenemos que trabajar en ello, así que voy a intentar ponerle el máximo orden que pueda en su vida, en los entrenamientos, en la organización de torneos, en los descansos, etc. Ser mentalmente bueno se traduce en jugar cada bola con la misma importancia, dando el 100%, sin pensar más allá ni ser vulnerable a la autoestima. Yo soy partidario de que cada persona es en la pista el reflejo de cómo es fuera, por eso hay que conseguir que cada entrenamiento sea súper importante, aplicar dentro de la pista lo que vamos a hacer fuera.

Te ‘enfrentas’ a alguien con varios títulos ATP, ex residente del top10, todo un veterano del circuito y marcado por unos últimos años de acomodo en la zona noble de la tabla. ¿Cómo se puede motivar a un jugador así para que siga queriendo dejarse la piel en la pista?

Es una buena pregunta. ¿Cómo lo voy a hacer? (risas). Lo primero, yo con Fer tengo amistad y sobre todo mucho respeto. Teniendo estas dos cosas ya se hace mucho más fácil trabajar con cualquier jugador. Toda esta gente que parece que vive en su propio mundo, al final son personas normales como nosotros, simplemente hay que tratarlas con cariño. Si trabajas de la manera adecuada y tiene confianza en ti, es muy fácil trabajar con Fer, yo nunca tuve ningún problema. Nunca tuve que buscar motivación para entrenar con él porque a él le encanta entrenar. En el día a día siempre pasan cosas, pero al final siempre hay una sonrisa cómplice. Yo le transfiero mucha fuerza, intento hacerle las cosas sencillas y aportarle un trabajo que él vea que le sirve. Y por supuesto ilusión, ahí es donde reside la base de todo.

Dime qué te gustaría que sucediera en 2017.

A nivel personal estaría satisfecho cumpliendo una línea de trabajo adecuada, una buena planificación de torneos, una buena planificación de descansos y, sobre todo, evitar lesiones. A partir de ahí espero también tener algún buen resultado a lo largo del año. Si se tiene una buena regularidad, siempre aparecen oportunidades. Habrá que tener un poco de suerte porque con el ranking tan bajo es más difícil subir, en torneos importantes te puede tocar cualquiera en primera ronda. Si queremos volver a estar arriba tenemos que estar preparados y saber aprovechar las opciones que aparezcan. Espero sacar el máximo trabajo con él, puede ser un año bonito y con grandes éxitos.

Ojalá. A ver si al menos no vuelve a tocar Nadal en primera ronda de Australia. O sí…

Mejor que no (risas).

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter