Nadal acepta la figura del supercoach

El de Manacor incorpora a Carlos Moyá a su equipo técnico de cara a la próxima temporada. La combinación asegura emociones fuertes.

Carlos Moyá y Rafa Nadal trabajarán juntos en 2017
Carlos Moyá y Rafa Nadal trabajarán juntos en 2017

Ahora que ya han pasado un par de horas, que ya hemos rebajado la emoción y hemos hecho la digestión en la sobremesa, es momento de analizar esta nueva unión entre Rafael Nadal y Carlos Moyá. Y me suena raro escribir ‘nueva’ ya que el segundo siempre estuvo presente en la carrera del primero. Desde sus inicios, en su etapa de formación y en su irrupción en el circuito. Hace más de 20 años que se conocen y, en cierta manera, parecía que sus caminos estaban destinados a juntarse (todavía más) en algún momento. Como si estuviera escrito. Será 2017 la temporada que les vea por fin caminando por el mismo sendero, enfocados a los mismos objetivos y madurando una relación sólida basada en la admiración y la amistad.

"Es una gran alegría anunciaros que Carlos Moyà se incorpora a mi equipo técnico uniéndose a Toni Nadal y Francis Roig”, anunciaba Rafa en el comunicado oficial. “Para mí es una ilusión grande tener a alguien como Carlos que es, además de un gran amigo, una persona muy importante en mi carrera. Carlos estará a partir de ahora conmigo en los entrenamientos y en la competición. Por otra parte también se va a involucrar en el proyecto de la Rafa Nadal Academy by Movistar, trabajando junto con Toni y el resto de cuerpo técnico”.

Ya lo han visto, un 2x1 en toda regla. Se beneficia el tenis español y se beneficia Rafa, su máximo estandarte. Ya habían pasado un par de años desde que la voz del pueblo animara al de Manacor a ampliar sus miras en forma de un asesor que le sumara algo de experiencia extra a su horizonte. Toni Nadal y Francis Roig han hecho un trabajo excepcional, algo único e histórico, pero últimamente parecía que faltaran argumentos, la presencia de una segunda o tercera voz que ayudara a desbloquear la máquina en momentos de alta tensión. Ese hombre sabíamos que tenía que ser Carlos pero claro, el año pasado Raonic estuvo más rápido.



“Cuando supe que Carlos no seguía con Raonic le llamé porque pensamos que sería una buena incorporación al equipo y todos nuestros proyectos como el futuro de la Rafa Nadal Academy by Movistar”, aclara Toni. “Carlos siempre ha sido una persona especial para nosotros y Rafael le ha tenido mucha consideración y aprecio desde su época de profesional donde siempre estuvo dispuesto a ayudarnos. Hemos entendido que es el momento ideal para que se incorpore”, confesaba.

Ésta la clave, el momento. Carlos termina con Milos y queda libre. Rafa supera sus lesiones y comienza su pretemporada en Mallorca con más ganas que nunca. Parecía blanco y en botella pero ninguno lo vio venir. El proyecto se antoja emocionante y más ilusionante que nuca. Sobre todo por esa figura del ‘supercoach’ que tanto ha costado aceptar y que en 2017 le servirá a Nadal para tener en su banda al ídolo que siempre siguió. Un amigo que, además de tenderle la mano desde sus primeros pasos, llega tras una magnífica temporada como entrenador y con la experiencia óptima para desarrollar su trabajo.

"Recibí la llamada de Toni Nadal mientras me encontraba compitiendo en la IPTL y, la verdad, me hizo mucha ilusión”, reconoce Carlos. “Para mi poder ayudar a Rafa es algo especial y estoy seguro que junto con Toni, Francis y el resto del equipo participo en un proyecto en común. Rafa es un jugador especial pero sobre todo es una gran persona y un gran amigo en el que tengo mucha confianza que vuelva a conseguir los títulos que todos esperamos. Además, estoy feliz de formar parte de una de las academias más importantes del mundo y un proyecto tan especial para Rafa, dentro de una estructura con grandes profesionales que ya desarrollan un trabajo excelente”, asegura el mallorquín.



Por fin todos los frentes han coincidido para que Carlos Moyá, de manera oficial, sea parte de un equipo que viene haciendo milagros desde hace quince temporadas. Puede parecer un simple movimiento, una carta más en la baraja, incluso puede que ahora la exigencia y la expectativa crezca en torno a Rafa. Pero no reside ahí la cuestión. Lo bonito es, aparte de ver a dos amigos uniendo lazos, percatarse que en el seno del #TeamRafa todavía hay motivación para arriesgar, ilusión por mejorar y ambición para volver a lo más alto. Nos espera un 2017 muy divertido.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes