Carbonell: "El 'livescore' no debería existir en los torneos Futures"

Tomás Carbonell, nuevo vicepresidente de la RFET, enumera, entre diveros temas, los objetivos que se plantean en la Federación de cara al futuro

Tomás Carbonell comienza una nueva etapa profesional. Asesor de Roberto Bautista y Albert Ramos en 2016, el catalán estrena cargo como vicepresidente de la Federación Española de Tenis. En una extensa entrevista con la web 'Amigos del Tenis', Carbonell señala los objetivos que se plantean para el tenis español de cara a su futuro más inmediato, entre muchos y diversos temas.

En su nuevo puesto como vicepresidente, Tomás desgrana las metas a conseguir y su labor dentro de la RFET. "Pues mi trabajo, va a ser supervisar un poco el área deportiva. Si que es verdad que hay un director deportivo como Javier Soler. Es una área bonita, no es solo profesional sino también de desarrollo, engloba todo lo que es la base. Me ilusiona mucho porque hay un buen equipo y la mayoría somos gente de tenis. Lo primero que trataremos de conseguir es coherencia, algo que ha faltado durante los últimos años. Luego, transparencia económica, ni la ha habido ni creo que ha sido ética; una mezcla de las dos cosas. La tercera como no, es que el tenis, que está pasando un momento no demasiado fácil en este país, vuelva poquito a poco a los orígenes. A que los clubes puedan tener éxito social, los torneos amateurs vuelvan a tener muchos practicantes, que el tenis base pueda estar alineado con la enseñanza para que puedan salir bastantes jugadores y al final que podamos seguir en la élite profesional con jugadores como Muguruza, Carla, Ferrer etc… También Nadal pero creo que va a ser imposible que salga un jugador como él".

Sobre encontrar al nuevo Nadal, Carbonell subraya lo que suele argumentarse con respecto a ese tema. "Reemplazar a Nadal es imposible, pero siempre he creído en el trabajo, en la constancia y creo que hay muchos clubes de España en el que hay gente con muchísima ilusión para tirar hacía delante. Es evidente cuando se toca el cielo que todo lo que vendrá detrás parecerá poco pero para mí que un club trabaje la base y tenga 200 niños o que un club tenga dos pistas y tenga 70 niños seguirá siendo un éxito. Soy un enamorado del tenis base y del tenis amateur. Sé que he sido profesional pero eso es una consecuencia de haber tenido suerte, talento y que lo he sabido aprovechar pero somos una minoría, eso no es el tenis".

Prosiguiendo, Carbonell diferencia el problema español con las posibilidades de otras potencias como Francia o Estados Unidos. "Estos países que me dices, hasta ahora, soñaban en estar donde estamos nosotros y todavía lo siguen soñando. Les llevamos 25 años de distancia. Dicho esto, me hablas de dos países que tienen Grand Slam y en el que los recursos económicos son altos. Las ganancias del Open de Estados Unidos puede reportar más de 100 millones de ganancias en dos semanas, cuando Roland Garros puede reportar 40-50 millones. Con ese dinero, podríamos hacer muchas cosas, si miramos la situación española de tenis, no tiene un torneo propio, dependemos de ayudas estatales y de algún patrocinador que ha sido muy fiel a nosotros. No tenemos esa ayuda externa que tienen esos países, por eso tenemos que ser doblemente imaginativos, tenemos que ser muy fuertes".

Asesor de diferentes jugadores españoles -Bautista, Ramos-, Carbonell descarta ser entrenador algún día. "No lo sería, no tengo las ganas de viajar 25 semanas. Soy feliz como vivo, con mi mujer, mis hijos, eso no es negociable". A continuación, el nuevo vicepresidente se atreve a opinar sobre el tema de las apuestas ilegales en el tenis. "Es un tema espinoso, complicado. No se puede ser falso, por ejemplo en este caso una entidad como la ITF debería de preguntarse el porqué de eso. Uno sabe que un Live Score para lo único que importa es para hacer las apuestas, a nadie le interesa por ejemplo lo que está ocurriendo en un Futures de Pakistán. Todo el mundo que recibe un solo euro es cómplice de lo que pasa después. Los tenistas son una parte de esa responsabilidad pero creo que si no se toman medidas va a seguir existiendo hoy, mañana y pasado. La compra de partidos desgraciadamente no se va a erradicar".

Carbonell opta por hacer desaparecer el LiveScore de los torneos Futures. "En el caso de los Futures, lo que no debería de existir es el Live Score. Sí no hubiera Live Score no habría apuestas. Yo creo que en esas categorías, un jugador que lucha para comer y para poder dormir esa noche, es tentador, no es ético pero sí puede solucionar momentáneamente las siguientes 24 horas. Yo no lo haría, porque no lo he necesitado, no me gusta juzgar a nadie que lo ha hecho pero el sistema te lleva a ello. ¿Cómo se puede erradicar? Internet tiene una gran ventaja, todo lo que se apuesta en internet es fácilmente palpable, cuando hay un partido con una cantidad superior se ve. En los torneos más importantes, hay que intentar controlarlo de la mejor manera posible".

Para cerrar, Tomás se define como jugador y señala un tipo de tenis que para él representa un jugador por encima de todos. "Yo, a mi nivel, fui un creativo. Toda las bolas que tocaba intentaba hacer algo con esa bola. El tenis que enamora es de alguien que tenga una intención diferente a la anterior. Si yo quisiera parecerme a alguien en la forma de jugar sería a Federer".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes