Michael Mmoh: "Mi modelo a seguir es Andy Roddick"

El 198 del ránking ATP a sus 18 años, Michael Mmoh hace balance de su temporada y se pronuncia sobre sus objetivos y aspiraciones de futuro.

Michael Mmoh pertenece a una saga de jugadores estadounidenses llamados a ocupar un puesto de honor en el circuito ATP. Nacido en Arabia Saudí donde su padre entraba al equipo de Copa Davis, este joven mamó tenis desde que apenas podía sostenerse sobre sus dos piernas. Así lo demuestra su tenis natural, que hace fácil lo difícil y que comenzó a pulirse en Arabia Saudí pero dio un salto cualitativo en Bradenton (Florida).

Hijo de un nigeriano y una irlandesa con pasaporte australiano, Mmoh es un ciudadano del mundo que parece comprometido con el tenis estadounidense a tenor de su comparecencia en campeonatos nacionales de este país. Su buen hacer en el tramo final de 2016, le valió una wildcard para el Abierto de Australia, en la que será su segunda comparecencia en un Grand Slam después del US Open 2016. Su ambición no tiene límites y así lo demuestra en una profunda entrevista concedida a Sports Illustrated, donde se muestra un chico sereno y con las ideas claras.

Michael Mmoh en US Open 2016

"Desde que probé a jugar al tenis de niño, me enamoré de este deporte", dice un apasionado Mmoh que está decidido a emular en los próximos años a su gran ídolo: Andy Roddick. "Mi juego es similar al suyo, con un saque potente y con capacidad para hacer cualquier cosa en pista. He aprendido mucho viendo sus partidos".

La temporada de Michael Mmoh ha sido realmente positiva, sobre todo en el tramo final, donde destaca su final en el Challenger de Tiburón y el título en el Challenger de Knoxville, que le elevó a un status superior. "Estoy muy contento con cómo he terminado la temporada entrando en el top-200. No esperaba ganar ese torneo después de haber tenido molestias en el codo derecho en las semanas anteriores. Pero todo fue mejorando en cada partido", declaró uno de los jugadores con más proyección del tenis estadounidense.

"Me motiva ver cómo Taylor Fritz y Frances Tiafoe lo están haciendo bien; eso me hace pensar que yo también puedo estar ahí", afirmó un Mmoh que guarda recuerdos bonitos de su infancia en Arabia Saudí. "Fue una etapa muy especial. Mi padre trabajaba como capitán del equipo de Copa Davis, y conoció a Tawfiq Moafa, que fue mi primer entrenador. Cuando mejoré sentía la necesidad de competir con más gente y salir de allí, pero guardo muy buen recuerdo de esa época", recordó con nostaliga este chico de apenas 18 años que piensa en grande. El 2017 podría ser el año de su eclosión.

Comentarios recientes