Azarenka: “Este embarazo ha sido como un regalo de Dios”

La ex número 1 del mundo explica cómo está siendo su experiencia y promete que muy pronto podrá volver a competir sobre la pista.

Victoria Azarenka disfrutando de un día de playa
Victoria Azarenka disfrutando de un día de playa

Cuando en el pasado mes de mayo, Victoria Azarenka tiraba la toalla de primera ronda de Roland Garros por lesión, jamás pensamos en no volver a verla en todo lo que restaba de temporada. Sin embargo, los motivos de ausencias han sido, curiosamente, grandes noticias. La bielorrusa hace ya tiempo que anunció su maternidad, así que ahora ya solo falta que se produzca el nacimiento de su primer hijo. Gracias a una entrevista con la WTA, la que fuera número 1 del mundo cómo está pasando esta etapa y admite tener ganas de regresar cuanto antes a las pistas.

Mi embarazo ha sido una experiencia completamente diferente a todo lo anterior. En teoría tú conoces el proceso, pero solamente cuando vas superando las etapas eres capaz de entender todo la magia que contiene. Ha sido un fantástico viaje, tengo que decirlo”, afirma orgullosa la actual número 13 del ranking.

“El tenis representa mi carrera, pero hay otras partes diferentes dentro de mi vida. Ésta en concreto fue como una bendición, como un regalo de Dios. Creo que todavía tengo una gran oportunidad de hacer lo que amo, siempre y cuando me siga apasionando el tenis. Ésta también ha sido una oportunidad única para darme cuenta de lo mucho que amo lo que hago”, reconoce la campeona de 20 títulos como profesional.

La vida le ha cambiado a Vika de manera extrema, hasta el punto que lo más simple para un ser humano puede parecerle algo asombroso. “Estoy haciendo una gran cantidad de actividades que antes no tenía tiempo para hacerlas; estar en casa y dormir en tu cama se convierte en un auténtico lujo para un atleta que está siempre acostumbrado a viajar. Pero extraño a los aficionados. Echo de menos ese momento en el que abandonas la pista y se hace interminable. Como competidora, he sido capaz de traducir esa ventaja a mis estudios por ahora, pero también noto que esa competitividad es algo que estoy perdiendo”, indica la de Minsk.

“No siento que esté perdiendo algo que nunca más podré volver a hacer. Para mí el reto es llegar a donde quiero estar, volver allí de nuevo. Ese es mi objetivo final”, valora la bicampeona del Open de Australia. “Ahora mismo no me pongo fecha para volver, todavía necesito tiempo por delante para recuperarme por completo. No voy a ir con prisas, tampoco sabes a ciencia cierta lo que pasará antes de que el bebé nazca. El tiempo dirá, aunque estoy segura de que podré volver a jugar al tenis muy pronto”, sentencia la bielorrusa.

Comentarios recientes