Carlos Moyá, un artista en la IPTL

Dice el refrán que el que tuvo, retuvo y en el caso de Carlos Moyá, no hay excepción. El mallorquín ha vuelto a caer tentado por la IPTL y la sonrisa con la que juega demuestra que no será la última vez. Ayer ante el sueco Thomas Enqvist, el ex número 1 del mundo volvió a dejar un punto para la galería demostrando que su muñeca sigue teniendo la misma magia de siempre.

Comentarios recientes