La IPTL, en terapia intensiva

Se viven horas desconcertantes: grandes estrellas se bajaron, no hay presupuesto y el torneo está envuelto en la desorganización más grande que se le recuerda.

La IPTL no llegó a 1.000 espectadores diarios el primer día de competición
La IPTL no llegó a 1.000 espectadores diarios el primer día de competición

La International Premier Tennis League se tambalea por todos lados. El mega proyecto de exhibiciones tenísticas alrededor de Asia vive sus horas más bajas y está envuelta en un caos organizativo que desconcierta a los fanáticos del tenis y a los propios tenistas.

En el primer día de competición en Singapur se dieron cita menos de 1.000 personas en el estadio para ver a los tenistas. El resultado fue un ambiente frío en las tribunas y poco atractivo para los aficionados. ¿Por qué se llegó a este punto? Porque en cuestión de horas, la International Premier Tennis League comunicó que Roger Federer y Serena Williams, debido a problemas económicos por parte de la organización, finalmente no disputarían las exhibiciones.

“Debido a ciertos problemas que hubo con la organización del torneo este año, Roger no va a jugar. Pero confía hacerlo en las próximas ediciones", comunicó Tony Godsick, agente del suizo.

"Serena tenía toda la intención de venir, pero no pudimos resolver algunas cosas. Hemos tenido ciertos desafíos en el costado financiero", explicó el exdoblista Mahesh Bhupathi, uno de los organizadores del evento.

Con las bajas de última hora de dos de las máximas figuras del tenis mundial, los fans quedaron disgustados debido a la poca claridad a la hora de comunicar las sedes y jugadores que estarían disputando el torneo.

“Sentí que (el torneo) no se iba a hacer. La gente no sabía qué jugadores iban a venir con seguridad. Los organizadores deberían haber hecho sus anuncios más pronto y de una manera más clara”, explica un joven de 25 años en el diario local Straitstimes.com.

Los singapurenses no niegan que esten disfrutando de buen nivel de tenis, pero los deportistas más atractivos que están viendo son Nishikori, Berdych, Ivanovic o Ivanisevic, entre otros. Un evento descafeinado para alguien que vio, por ejemplo, a Federer el año pasado. "La respuesta del público parece ser más fría este año. El formato no es un problema… la gente realmente no se preocupa por el formato, se preocupan por las estrellas, hubo una falta de comunicación sobre quién estaría aquí este año”, comenta otra de las chicas que están en la tribuna.

La IPTL sufre las ausencias de los cracks de talla mundial, los aficionados exigen ver a los mejores y si no aparecen, las tribunas están semidespobladas. El megaproyecto vive sus horas más bajas envuelto en la desorganización y la falta de transparencia. ¿Seguirá en el 2017?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes