Teliana Pereira: “Estoy lista para volver al top100”

La brasileña, ahora mismo fuera del top200, habla sobre su horrible temporada y su intención de mejorar su rendimiento en pistas duras.

Teliana Pereira en un partido durante el año
Teliana Pereira en un partido durante el año

No ha sido una buena temporada para Teliana Pereira, lo sabe ella. La de Curitiba empezó el 2016 siendo la número 45 del mundo gracias, en parte, a los dos títulos cosechados un año antes. Doce meses después, su ranking muestra un descenso hasta el puesto número 203. Salvaje. Más de veinte torneos disputados y tan solo cinco triunfos son el reflejo de un año para olvidar que servirá como experiencia a la brasileña. En una entrevista para Saque e Voleio, Pereira afirma tener ganas de mejorar y de regresar a la élite.

“No he tenido los resultados que yo esperaba. Por supuesto que sabía que sería difícil porque sólo jugué los torneos grandes. Sabía que los partidos que tendría por delante serían complicados pero imaginaba obtener mejores resultados”, afirma Teliana, quien al ver tan mejorado su ranking (#45) se animó a dejar de lado los ITF y jugárselo todo a una carta con los concursos WTA.

“Estaba bien, sobre todo entrenando bien, pero luego los resultados no fueron apareciendo. Uno siempre quiere jugar bien, pero el resultado también cuenta”, declara después de colgar la raqueta tras el ITF de Biarritz (septiembre), donde vio que lo mejor era frenar en seco. “Mentalmente me sentía bastante cansada así que preferí parar, tener un mayor descanso. Ya estaba planeado. Necesitaba ese tiempo para descansar, poner las ideas en su lugar y empezar todo de nuevo”.

Pero un estatus diferente merecía un viaje distinto, aunque por el camino se pierdan partidos pero se gane experiencia. “Yo solamente jugaba con las chicas altas en la clasificación, jugaba bien pero no pasaba de ahí. No iba muy bien. Empecé a perder un poco de confianza ya que, nos guste o no, la confianza nace de las victorias. Como veía que no tenía victorias este año, empecé a no tener tanta confianza en la cancha. Así es como la cabeza comienza a caer un poco y por eso me fui a jugar los torneos más pequeños, los ITF, pero mi cabeza ya estaba totalmente bloqueada. Era mucho más difícil volver desde esa situación”, recuerda la de 27 años.

“Creo que la programación que hice fue la programación correcta. Habíamos planeado esto porque era lo que realmente pensábamos que había que hacer. No creo que fuera un error, nunca optamos por el torneo equivocado. Al contrario, hubo algunos torneos muy buenos pero no saqué los resultados que quería. No tengo ningún pesar, forma parte de la realidad. El tenista tiene altibajos y este año tuvo muchos bajos. Pero el próximo año tendrá más altos”, repasa la campeona de Bogotá y Florianópolis 2015.

Ahora toca remar desde abajo, con la humildad de siempre pero con la suerte de conocer el recorrido. “Por supuesto que voy a tener que jugar la previa del Abierto de Australia, de momento no podré jugar de inmediato los grandes torneos. Voy a tener que jugar varias qualys pero ya he estado allí, es algo normal y no es nuevo para mí. Voy a jugar torneos más pequeños pero seguro que eso me da confianza. Estoy haciendo una pretemporada hermosa, empecé antes porque también me detuve antes. Ahora solo pienso en conseguir algo súper positivo, claro que querría estar entre las 100 primeros, es obvio, pero estoy lista para todo esto. Estoy lista para volver”, valora tras cerrar el año con siete derrotas consecutivas.

Un año malo, sí, pero ya con el siguiente en mente. Pereira ha hecho borrón y cuenta nueva y ya prepara el nuevo curso, un calendario donde tiene unos objetivos claros. “Estoy trabajando duro con el saque, es algo que tengo que mejorar mucho por lo que estoy haciendo algunos ajustes que creemos significarán una buena diferencia. Por supuesto que hay que mejorarlo todo, pero ya estoy entrenando sobre cancha rápida. No me siento incómodo en esta pista, aunque está claro que me siento mucho mejor en tierra batida, sólo hay que ver mis resultados”, subraya. “En 2017 quiero jugar bien sobre cemento para luego no depender tanto de la arcilla. Tengo que ser más agresiva, moverme mejor en la cancha, golpear diferente a como golpeo sobre polvo de ladrillo, es un ajuste total. Pero si hablamos del aspecto técnico, lo que más estoy ajustando es el servicio”, asegura.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes