Recuerden su nombre: Stefan Kozlov

Conocemos a una de las mayores promesas del tenis mundial, el estadounidense de 18 años Stefan Kozlov, que ya ronda el Top 100 y ha ganado su primer Challenger.

La última década para el tenis estadounidense no ha sido demasiado buena. Sin ganadores de Grand Slam desde Andy Roddick en el año 2003 y sin un crack mundial como Pete Sampras, retirado ese mismo año, son muchos los que llevan años y años esperando a una figura sobre la que poder centrar sus apoyos. Hoy hablamos de Stefan Kozlov, uno de los jóvenes con mayor proyección de la nueva camada estadounidense.

En esta web hemos hablado en alguna que otra ocasión de los jóvenes norteamericanos que vienen pegando fuerte y es que a finales del año pasado, hasta 9 tenistas menores de 20 años aparecían en el Top 500, nunca antes en la historia del país había ocurrido algo así. Un año después, de todos ellos, quienes más han progresado han sido Taylor Fritz (19 años y 1 mes; 76º del mundo), Frances Tiafoe (18 años y 10 meses; 108º del mundo) y Stefan Kozlov, sobre el que centraremos nuestro artículo.

De padres rusos, un 1 de febrero de 1998 vino al mundo en Skopje, Macedonia, Stefan Kozlov. Sus padres emigraron a Estados Unidos cuando el chico apenas contaba con dos años. Desde bien pequeño, ya empezó a despuntar en el tenis y sus padres descubrieron que podría tener madera para ser tenista profesional cuando con sólo 14 años ganó un torneo importante en Inglaterra. Es ahí donde deciden enviarle al centro de la USTA en Boca Ratón, una decisión importante que cambiaría para siempre su carrera. Su padre viajó con él y comenzó a ser su propio entrenador.

Pero el nombre de Kozlov empieza a hacerse más conocido en el circuito en el año 2014. Con sólo 16 años, llama la atención de propios y extraños alcanzando la final junior del Open de Australia y Wimbledon, donde perdió ante Alexander Zverev y Noah Rubin, respectivamente. Se convirtió también en el décimo jugador más joven de la historia en alcanzar una final de Challenger en Sacramento. Rafael Nadal le llamó para entrenar con él y a finales de ese mismo año se hace con el trofeo en el prestigioso torneo junior de la Orange Bowl, después de cuatro finales alcanzadas allí. 2015 sería un año importante para él ya que debía empezar a foguearse cada vez más en torneos Challenger e ir dejando atrás los ITF.

Siendo el jugador más joven de EEUU desde Michael Chang que alcanzaba el Top 500, Kozlov tuvo un 2015 que no salió justamente como él deseaba. Sólo consiguió alcanzar como máximo los cuartos de final en dos torneos Challengers y su mejor hacer lo conseguía en los ITF. Pero su mejor resultado del año lo consigue en el torneo sub 18 norteamericano, donde llegó a la final en la que compitió por una wildcard para el US Open. Allí nos ofreció un auténtico partidazo ante Frances Tiafoe que necesitó de 5 sets para derrotar a un duro Stefan, que usó aquello como plataforma de apoyo para ganar en confianza y empezar a sumar mejores resultados.

En este 2016, las cosas le han ido muchísimo mejor. Su cuerpo ha estirado y ha dejado atrás esos 178 cm que tanto preocupaban en su círculo porque no pudiera hacerlos crecer más. A sus 18 años recién cumplidos, Kozlov dejaba su altura en 1,83 metros, unos centímetros de más que le ayudaron a mejorar sus prestaciones en pista aunque seguía teniendo esa carita de niño tan particular en él.

Es en esta temporada donde consigue su primera victoria en un torneo ATP. Fue en Den Bosch ante Yoshihito Nishioka (117º del mundo), para luego derrotar a Steve Johnson (39º del mundo) en dos sets, su victoria ante un tenista de mejor ranking hasta ahora. Estuvo a punto de entrar al cuadro de Cincinnati, donde cayó en el último partido de la previa ante Malek Jaziri. Alcanzó hace un mes la final en el Challenger de Suzhou y este pasado fin de semana se hizo con su primer título en un Challenger en Columbus.

Esto le ha hecho escalar hasta la posición número 116 de la clasificación y tiene a tiro poder meterse entre los 100 mejores siempre que continúe con su progresión. Tiene en Taylor Fritz al mejor ejemplo en el que fijarse, ya que el de San Diego ha logrado en este 2016 dar varios pasos en su tenis y llegar incluso a su primera final ATP.

De él destacan su maravillosa técnica y su tremenda movilidad desde el fondo, además de su increíble competitividad. Son muchos los jóvenes prometedores en el tenis norteamericano, pero Stefan Kozlov es uno de los que más pasiones y esperanzas despierta. Quién sabe, quizá sea él el que vuelva a traer la gloria al tenis estadounidense, dando de nuevo sentido a su himno que dice así en su conclusión: "Y que las barras y las estrellas ondeen en señal de triunfo en la tierra de los libres y en el hogar de los valientes".

Recuerden su nombre: Stefan Kozlov. Quizá lo oigan muy a menudo dentro de unos años.

Final de Wimbledon 2025: Stefan Kozlov - Borna Coric

Final de Wimbledon 2025: Stefan Kozlov - Borna Coric

Londres, año 2025. Desgranamos lo ocurrido en la impresionante final de Wimbledon disputada entre el croata Borna Coric y el estadounidense Stefan Kozlov. 

Seguir leyendo

Comentarios recientes