Vilas: "La Davis quedó muy desdibujada, sucedieron cosas extrañas"

Guillermo Vilas muestra su descontento con la Copa Davis, una competición en la que, a su juicio, pasaron "cosas muy raritas"

Guillermo Vilas
Guillermo Vilas

Argentina está paralizada por la oportunidad de que el país levante la primera Copa Davis de su historia. Una nación que no ha podido aún saborear dicha victoria a pesar de contar con jugadores como Coria, Nalbandián o el mito, Guillermo Vilas. La leyenda del tenis argentino y sudamericano no estará en Croacia, una circunstancia que, a tenor de las palabras del propio Vilas en una reciente entrevista, esconde alguna razón que Vilas no termina de aclarar.

Y es que según Vilas, nadie de la Federación Argentina ha decidido invitarle, algo que sí ha hecho en las últimas horas la ITF, invitación denegada por el argentino por cuestiones familiares. La entrevista, recogida por 'La Nación' y realizada por 'Última Hora', muestra el descontento de Vilas con una competición para la que tiene una críptica valoración, dejando en el aire todo lo que ha cambiado en la Davis y que le ha hecho perder valor.

Sin un punto final coherente en su argumentación, Vilas abre la puerta a la especulación, nombra la palabra doping y deja malparada a una competición que a su juicio se fue desgastando por la sucesión de cosas raras. "La Copa Davis... en realidad ha tenido muchos altibajos en su historia. En realidad hubo mucha gente que se metió en el medio, la verdad quedó muy desdibujada para mí, porque sucedieron cosas extrañas de doping, de esto y aquello. Muchas cosas se taparon... Y bueno, hay que esperar".

Preguntado por la final que arranca mañana, Vilas no se lo toma con especial ilusión. "Bueno, sí, en Argentina sí, gusta la Copa Davis, pero siempre la Copa Davis tuvo muchas cosas muy raritas. Desde la Copa Davis que se jugó en Mar del Plata, donde pasaron cosas muy raras, no quiero entrar en esas cosas. Cosas raras hay siempre, en el fútbol hay muchas".

Vilas continúa sin concretar sus argumentos, seguramente intentando expresar su incomodidad con diferentes estamentos o personas relacionadas con la Davis, la Federación Argentina y él mismo. "Lamentablemente estamos bien, pero hubiésemos estado mejor si hubiésemos tenido por ahí algunas otras actividades de cierta gente que hicieron que nuestro deporte se volviera complicado. Hay que esperar, estos tiempos son muy extraños, aparecen cosas nuevas que no se sabe de dónde vienen. Lo que a mí me gusta es jugar al tenis, con eso me regocijo".

Comentarios recientes