Djokovic, todo un caballero en la derrota

Lo que el serbio hizo tras perder la final de Londres ante Andy Murray prueba que en la derrota, Novak es todo un ejemplo de deportividad.

Novak Djokovic felicita a Andy Murray en Londres
Novak Djokovic felicita a Andy Murray en Londres

No es muy común ver actos de deportividad tan grandes en la derrota como los que hace Novak Djokovic. En los últimos años, hemos podido ver cómo el de Belgrado siempre ha tenido buenas actitudes en la derrota siendo probablemente el tenista que mejor acepta la derrota al final del partido en todo el circuito. Lo que hizo en Londres el pasado domingo tras perder ante Andy Murray el título de Maestro y la posibilidad de acabar el año como número 1 del mundo, demuestra que es todo un caballero.

Porque perder la condición de Maestro después de cuatro años seguidos saliendo como campeón en Londres, además de habérsele escapado el número 1 de final de temporada es algo que afectaría a cualquier tenista, pero el serbio, en lo caliente aún del partido, supo acercarse a Murray en la red, abrazarle y dirigirle varias palabras de felicitación al oído con alguna palmadita en el pecho. El británico agradeció la sinceridad de las palabras de Nole. Un gesto de total deportividad, muy poco usual en el tenis de alguien que ha sido derrotado.

Pero ahí no quedó la cosa. Luego, en rueda de prensa, el ganador de 12 títulos de Grand Slam tuvo un gesto de total clase al elogiar al propio Andy y a su mujer, Kim. "Detrás de cada buen hombre, hay siempre una gran mujer y si tengo que elogiar a Andy por su increíble logro, su mujer merece también algo de crédito", comentó el serbio. "Ella ha dado a luz este año y él ha tenido que viajar por todo el mundo mientras ella se quedaba en casa teniendo que cuidar a la pequeña bebé. Sé lo que es esto por mi esposa Jelena; por lo que ella ha tenido que pasar en casa como madre con nuestro pequeño chico. Así que, Kim, buen trabajo. ¡Quizá haya hecho un mayor esfuerzo que Andy!", añadía.

Para concluir, Djokovic volvió a tener otro detalle con la prensa en Londres. Los últimos años, tras sus victorias, ofreció chocolates a los periodistas allí presentes y muchos se preguntaban si volvería a hacerlo en este 2016 después de haber perdido la final ante Murray. El serbio apareció con dos bandejas de trufas de chocolate, para disfrute de todos. Una muestra de que Nole es todo un caballero; y sobre todo, aún más, en la derrota.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes